Lo Bueno y lo Malo de La Sele contra Honduras

San José, 8 set (elmundo.cr) – La Selección Nacional de Costa Rica clasificó al Mundial de Rusia 2018 luego de lograr el empate por 1-1 ante la Selección de Honduras este sábado en la penúltima fecha de las eliminatorias mundialistas, en un partido donde la Nacional lució mal en muchos aspectos, pero al final la calidad individual y el coraje salió a relucir para sellar el pase.

La Selección de Honduras comandada por el entrenador Jorge Luis Pinto, vino al Estadio Nacional con la intención de ganar el encuentro, mostrando un buen planteamiento táctico y un equipo muy compacto que causó grandes problemas a La Sele.

Analizaremos algunos aspectos buenos y otros malos de la Selección Nacional.

LO BUENO

La clasificación al Mundial: Sin duda es lo más positivo del encuentro, independientemente del análisis que se realice, siempre clasificar a un Mundial es algo muy importante, sea como sea. Es un privilegio de pocos, y Costa Rica disfruta ahora de buenos resultados conseguidos en la eliminatoria.

Kendall Waston: El defensor se ha convertido en un hombre fundamental en la escuadra patria. En labores defensivas es una garantía, y en ofensiva a logrado goles sumamente importantes para la clasificación, como lo fue en Honduras y el conseguido ayer, ambos para obtener un empate.

Óscar Ramírez se aferró a los suyos: El juego fue de los peores tácticamente para “el Macho” pero eso más adelante se expondrá. Lo bueno viene por la confianza y el respaldo que le brindó a hombres como Bryan Ruíz. Debido a la falta de ritmo del futbolista, que por cierto le pesó mucho,  era previsible que lo sacaran de cambio, pero Ramírez lo dejó en la cancha y fue fundamental para la jugada del gol.

La última jugada de Ruíz: Bryan estuvo perdido todo el encuentro, pero hay algo que siempre ha desmostrado: aparece cuando La Sele más lo necesita. Corrían los 95 minutos del encuentro, y Ruíz recibe un balón por el costado derecho, hace una “finta” para eludir a un rival y el balón le queda en su pierna derecha llegando a línea de fondo, enviando un centro perfecto a la cabeza de Waston para el gol. Ruíz mencionó  que ese había sido el mejor centro de derecha de toda su carrera.

Los cambios: Le dieron el empuje necesario a  la Nacional, Colindres se mostró incisivo y logró inquietar a la defensiva catracha.

Keylor Navas: Lució sólido y seguro, tuvo que intervenir en un remate de larga distancia a los 37 minutos y lo hizo de gran manera. Es un líder y siempre apoyó a sus compañeros.

LO MALO

Bajo rendimineto de los jugadores: Ayer futbolistas como Celso Borges, Bryan Ruíz, David Guzmán, Cristian Bolaños, Marco Ureña, Bryan Oviedo y Cristian Gamboa no tuvieron un buen partido. Se mostraron imprecisos, dubitativos, y eso repercutió en un mal desempeño del equipo. Cuando Costa Rica tenía la posesión del balón no encontraban claridad, y los volantes no se juntaban para elaborar fútbol. Fue sin duda un partido malo para la tricolor, ante un equipo que supo disminuirlos y atacarlos efectivamente.

Gamboa en defensa: Es prohibido para un lateral que le logren sacar centros desde la línea de fondo, y precisamente así llegó el gol de Honduras, con una jugada donde sacan fácilmente a Gamboa y envían el centro. Más adelante también hubo otra jugada similar pero el cabezazo quedó en las manos de Keylor.

La falta de ritmo de Ruíz: El hecho de no estar jugando con el Sporting de Portugal desde hace más de cinco meses, le cobró factura a Bryan en el desempeño del juego. Balones perdidos, pases imprecisos, sin mucho despliegue físico, desconfianza con la pelota, fue lo que se percibió del capitán, y es algo que deberá corregir necesariamente de cara al Mundial. Bryan Ruíz debe jugar con un club, así tenga que venirse para el país.

Los laterales: En un planteamiento táctico como el que utilizó Óscar Ramírez de 3-4-3, los laterales son vitales para el buen funcionamiento del equipo y en esta ocasión fue una gran debilidad. Oviedo y Gamboa tienen una función de acompañamiento en ofensiva y también de repliegue en defensiva, y si ellos no realizan la labor como se debe, el equipo no funciona, ya que no va a tener presencia en ataque, y en defensa quedan muchos espacios. Ayer Ramírez identificó ese problema muy tarde, y realizó el cambio a línea de cuatro para poder colocar un hombre más al frente. Este cambio tenía que hacerse desde antes del medio tiempo, cuando ya se veía que el funcionamiento están mal.

Poca movilidad y falta de presión: Cuando Costa Rica tenía el balón, el jugador que conducía no tenía muchas opciones de pase, y casi siempre los hondureños tenían superioridad numérica en el campo. Al rededor de un futbolista tico, habían casi siempre dos o tres catrachos. Por el contrario, cuando Honduras tenía el balón se juntaban y lograban varios pases seguidos sin mayor presión de los nacionales.

Resumiendo: Costa Rica jugó mal, ante un equipo de Honduras muy ordenado y que supo golpear en el momento justo. La Sele logró la clasificación gracias a dos factores: talento y carácter. Bryan Ruíz (talento) hizo una increíble jugada por el costado enviando un centro que tenía más de 4 millones de miradas encima esperando esperando un milagro, un héroe, y no podía ser otro que nuestro gigante, kendall Waston (carácter) ese mismo que es el primero en defender a sus compañeros cuando un contrario lo amedrenta, ese mismo que saltó por los aires en Honduras para traernos un punto de oro, ese mismo, hoy nos tiene en Rusia 2018.

 

 

 

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias