Guadalupe gana, gusta y golea enviando al Cartaginés a casa con manita incluida

Fotografía: Prensa Guadalupe.

San José, ene 29 (elmundo.cr) En un intenso partido, cargado de goles y emociones, Guadalupe FC obtuvo su primer victoria del torneo, goleando 5-1, a un desconocido Cartaginés.

Los locales no solamente ganaron por primera vez, sino también marcaron sus primeros goles en este Campeonato Nacional.

A los 2 minutos de iniciado el cotejo, Fabrizio Ramírez colocaba el primero, de todos los goles que recibiría, Darryl Parker. Pero el cuadro anfitrión aprovechó el “gol de camerino” para marcar el segundo 8 minutos después, con un gol de gran calibre, cortesía de Eduardo Juárez.

La balanza se inclinó del lado guadalupano, de principio a fin, prácticamente, con un equipo local que tocó el balón, para placer total de su técnico, Walter Centeno, quien es amante de la posesión de pelota.

Fabrizio Ramírez gritó por todo lo alto, tras su anotación. Foto: Prensa Guadalupe.

Los goles no cesaron, y René Miranda también quería su porción del pastel, y la obtuvo, marcando después de un rebote en el área y poniendo así el 3-0 en el marcador.

Paulo César Wanchope, técnico brumoso, no esperó al descanso para hacer 3 variantes, ingresando a jugadores de experiencia como Marco Ureña, Jordan Smith y Michael Barrantes.

Al regreso del descanso, se esperaba una reacción de los brumosos, pero eso nunca sucedió, al menos en cuanto a goles. Pero Guadalupe se encargó de seguir presionando al rival, en busca de otro gol que les diera aún más tranquilidad.

A los 54 minutos, Brandon Bonilla terminó marcando en propia puerta, cuando intentaba, mediante una barrida, despejar el balón. Eran 4-0, y la afición blanquiazul le exigía a gritos, algo distinto a técnico. Sin embargo, los locales se veían tan cómodos en el terreno de juego, que ese cambio brumoso, parecía que nunca iba a llegar.

Los ataques guadalupanos llegaban, uno tras otro, aprovechando la velocidad de Pemberton o de Reyes, y tomando ventaja también, del cansancio acumulado de la zaga rival. La combinación de todos estos factores, provocó el quinto y último gol del cuadro anfitrión, obra del recién llegado, Andy Reyes, quien llegó muy solo al área, para tranquilamente definir de pierna derecha.

Eran 5 goles ya, para un equipo que no había perdido en el torneo, que podía alcanzar los mejores lugares de la tabla si ganaba, y que tenia en frente a una escuadra que no había ni ganado ni anotado en la temporada. Así que la afición brumosa, decidió marcharse de a poco de las graderías.

Lo que estos seguidores no sabían, es que Cartaginés marcaría su único tanto, obra de Kendrick Henríquez, quien de paso logró su primer gol en su carrera profesional.

El cotejo finalizó 5-1, con un Guadalupe que logró ver la luz al final del túnel, y un Cartaginés, sin fútbol ni sin eficacia.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias