Entre deprimida e ilusionada: Alemania, a 100 días de la Eurocopa 2024

El balón oficial de la Eurocopa 2024, que se celebra en Alemania, preside la reunión del gabinete de Gobierno en Berlín cuando faltan 100 días para que comience el torneo. Foto: Bernd von Jutrczenka/dpa

A 100 días del comienzo de la Eurocopa 2024 que tendrá lugar en Alemania, el país afronta los preparativos del torneo con sentimientos encontrados, lastrado por la situación económica y deportiva, aunque ilusionado por el recuerdo del Mundial 2006.

Aquella cita, que Alemania también organizó en medio de una situación similar a la actual, entre malas cifras económicas y pocas esperanzas sobre el desempeño de la selección alemana, culminó con un éxito rotundo, tanto de público como deportivo (el equipo logró acabar tercero).

Tanto los organizadores como el sector económico y cultural se esfuerzan por proyectar ilusión estos días, pese al escepticismo expresado por los aficionados. El exjugador y director del torneo Philipp Lahm es uno de ellos.

“El entusiasmo por el torneo está ahí, en Alemania, pero también en todo el mundo”, comenta al hacer referencia en especial a la evolución producida tras el sorteo de grupos de diciembre. “La expectación ha crecido aún más, porque (el torneo) simplemente se ha hecho más palpable”, añade.

El campeón del mundo en 2014 considera, sin embargo, que “por supuesto sería una ayuda” si la selección alemana “vuelve a jugar de manera exitosa” en el torneo europeo, que se inicia el 14 de junio y concluirá el 14 de julio.

De producirse una situación como en 2006, detalló, un torneo podría ayudar a los alemanes a “unirnos y despertar un sentimiento de unidad”.

Respecto a los preparativos para los visionados públicos de los partidos, el encargado de “Kulturprojekte Berlin”, Moritz van Dülmen, destaca que existe una “calma antes de la tormenta”.

Según van Dülmen, se esperan en Berlín 2,5 millones de aficionados de todo el mundo. Asimimo, el organizador cuenta con que la conocida como Milla del Aficionado, que contribuyó al enorme éxito de la Copa Mundial de 2006, también esté llena durante los 31 días de la Eurocopa.

Tobias Kohler, portavoz del Olympiapark de Múnich, donde se retransmitirán en directo los 51 partidos de la Eurocopa en tres pantallas gigantes, también se muestra “muy confiado”. “Podemos esperar una gran celebración”, agrega.

“La cerveza y el fútbol siempre han ido de la mano”, afirma por su parte Holger Eichele, director general de la Asociación Alemana de Cerveceros, al hablar del “gran potencial” que el torneo ofrece para el sector.

En 2006, detalla, se vendió alrededor de un 5 por ciento más de cerveza antes y durante el Mundial que en otras semanas del verano europeo. “Las cervecerías están bien preparadas y esperan con impaciencia el pitido inicial”, comenta.

“Pero solo será un cuento de hadas veraniego si el tiempo acompaña y nuestra selección triunfa”, añade.

Sin embargo, muy pocos aficionados al fútbol creen en que dicho cuento de hadas pueda darse. En una encuesta representativa realizada a principios de diciembre por el instituto demoscópico YouGov por encargo de dpa, solo el cinco por ciento de los encuestados dijo esperar una celebración similar a la de 2006.

Según la organización de aficionados “Unsere Kurve”, “la gran fiebre (por la Eurocopa) todavía no se ha desatado”. La entidad esgrime varias razones para ello, entre la que destaca “los elevadísimos precios de las entradas”.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias