El Real Madrid se reconcilia con su hinchada con un triunfo sin brillo

real-madridPor Noelia Román (dpa)

Barcelona/Madrid, 14 feb (dpa) – El Real Madrid se reconcilió hoy con su afición gracias a una victoria reparadora frente al Deportivo de La Coruña en la vigésimo tercera fecha de la Liga española de fútbol.

El triunfo, por 2-0, con goles del español Isco y del francés Karim Benzema, apaciguó los caldeados ánimos de la hinchada blanca, pero no despejó las dudas sobre el juego del equipo dirigido por Carlo Ancelotti, líder del torneo español.

“No fue un partido fácil, lo jugamos sólo en parte bien y tuvimos dificultades, pero fue una semana delicada y complicada, y hemos salido con una victoria para volver a hacer lo que siempre hemos hecho”, señaló Ancelotti tras el encuentro.

Aludía el técnico italiano del Real Madrid a la lacerante derrota por 4-0 ante el Atlético; al posterior festejo de cumpleaños del portugués Cristiano Ronaldo y al enojo de la hinchada por todo ello y por la constatación de que el líder de la Liga es hoy día un equipo venido a menos.

“En lo futbolístico, el partido no nos ha lastimado mucho porque hemos competido muy bien. El Real Madrid no tiene la armonía en su juego que tenía hace tres o cuatro meses”, aseguró Víctor Fernández, entrenador del Deportivo, pese a la derrota de su equipo.

Acusa el Real Madrid las numerosas bajas que sufre -Sergio Ramos, Pepe y James Rodríguez entre ellos-, el mal momento de Cristiano Ronaldo y una inseguridad defensiva que concede ocasiones claras a casi cualquier rival.

Las tuvo el Deportivo en los minutos iniciales de los dos actos del partido y sólo el palo y las buenas intervenciones de Iker Casillas salvaron al conjunto de Ancelotti de un empate que se olió por momentos.

El arquero del Real Madrid se redimió con su actuación ante el equipo gallego del error que cometió en uno de los goles ante el Atlético y logró que la hinchada blanca cambiara los silbidos iniciales por aplausos concluido el choque ante el Deportivo.

“Es normal que nos critiquen porque es frustrante perder un derbi por 4-0, para ellos y para nosotros. Pero su apoyo es importante para nosotros, el equipo lo agradece y hoy nos ayudaron a salir de esto más rápido”, señaló Ancelotti.

Sin embargo, sólo el fútbol de Isco, la insistencia del galés Gareth Bale y el buen desempeño de Asier Illarramendi en la medular compensaron los desajustes de su equipo, que se adelantó en el minuto 22 gracias a un gran gol del centrocampista español.

Isco enmendó con una parábola perfecta desde el borde del área un error garrafal del astro portugués que, habilitado por Benzema, falló un remate en la línea de gol y sin arquero.

“Está teniendo un buen rendimiento y está trabajando como todos. Tenemos que disfrutar de su buen momento”, le concedió Ancelotti a Isco, tras negar que el español sea actualmente el sustento del equipo.

“Fue una semana particular por un resultado que nos sorprendió y frustró, pero la reacción fue muy buena y ahora miramos al frente porque estamos como los demás y en la cabeza de la Liga”, dijo el técnico italiano para justificar el pobre juego de su equipo.

Más allá del tanto de Isco y de los dos zurdazos que Cristiano Ronaldo y Bale estrellaron en el larguero, el Real Madrid apenas dejó jugadas para el recuerdo durante una primera parte que, con sus dudas en defensa, nunca acabó de dominar.

La pausa, lejos de reconfortar al equipo de Ancelotti, lo adormiló aún más, circunstancia que aprovechó el Deportivo para poner de nuevo a prueba a Casillas. La superó el internacional español y la pujanza del equipo de Víctor Fernández se fue diluyendo, víctima del cansancio y de la falta de efectividad. El tanto de Benzema, en el 72′, fue la sentencia.

“Sabes que ellos te marcarán porque son atletas que juegan al fútbol”, asumió el técnico del Deportivo, después de que el delantero galo del Real Madrid elevara el balón por encima de Fabricio, el arquero gallego, tras recibir un buen balón del desafortunado Cristiano Ronaldo.

Pese a que Ancelotti calificó de “positiva” su “actuación técnica”, el astro portugués atraviesa un momento tan poco convincente como el de su equipo.

El Real Madrid, no obstante, mantiene la primera posición de la Liga y con su victoria obligó al Barcelona a ganar mañana al Levante para devolver a un punto la diferencia de cuatro que ahora les separa.

Aunque sin nota, el conjunto de Ancelotti superó el primer test tras su convulsa semana y se prepara ya para afrontar el segundo el próximo miércoles en Alemania frente al Shalke 04, en el regreso a la Liga de Campeones.

En el resto de la jornada, el Sevilla recuperó provisionalmente la cuarta posición de la Liga al superar por 3-0 al Córdoba y quedó a expensas de lo que el Valencia haga mañana ante el Getafe para mantenerla, mientras que el Granada y el Athletic de Bilbao empataron 0-0 y apenas variaron su situación.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias

Te puede interesar...