El Real Madrid, a 20 puntos (o menos) de ser campeón

El centrocampista del Real Madrid Brahim Díaz (5i) celebra con sus compañeros el tercer gol de su equipo durante el partido de la LaLiga EA Sports en el estadio de El Sadar en Pamplona.-EFE/Villar López

Iñaki Dufour

Madrid, 16 mar (EFE).- A la espera del Atlético de Madrid-Barcelona de este domingo, el Real Madrid avista el título de campeón a 20 puntos ya de distancia sin depender de resultados ajenos, aunque podría bastarle con menos dependiendo de sus perseguidores, tras su acelerón en El Sadar (2-4) y la derrota del Girona en Getafe (1-0).

Su inalcanzable ruta en la cima enfila sus últimas nueve pruebas. Cinco son en el Santiago Bernabéu, contra el Athletic Club, el Barcelona, el Cádiz, el Alavés y el Betis. Cuatro son fuera, frente al Mallorca, la Real Sociedad, el Granada y el Villarreal. Tiene 72 puntos. Si llega a 92 será inalcanzable, aunque lo ganen todo Barcelona y/o Girona.

Sólo ha perdido uno de sus últimos 34 partidos oficiales el conjunto blanco, que sorteó la visita a El Sadar con la autoridad de cuatro goles. No le bastó con el 0-1 de Vinicius, que aprovechó el lío de Catena como último hombre para marcar el gol en el minuto 3, porque Ante Budimir igualó rápidamente (1-1, m. 7), pero sí después, cuando Dani Carvajal marcó la diferencia dentro del área, Brahim Díaz logró el 1-3 y Vinicius anotó de nuevo, para el 1-4.

El encuentro, ya decidido, terminó 2-4, por el gol final de Iker Muñoz, ya en el minuto 91, sin alterar ya ni nada parecido el triunfo del club blanco, el equipo más ganador (22 victorias), con menos derrotas (nada más una), con más goles a favor (64) y menos en contra (20) tras 29 jornadas. Ha sido líder en 20 de ellas, las últimas once consecutivamente. Vinicius se perderá el próximo duelo del Real Madrid por ciclo de cinco tarjetas amarillas.

Cuarta derrota seguida como visitante del Girona

Sin Miguel Gutiérrez, lesionado en el calentamiento en el Coliseum, y sin tino en sus ocasiones, el Girona rebaja el ritmo. Ya está a diez puntos del Real Madrid, mientras pone su segunda posición en manos de lo que sea capaz de hacer este domingo el Barcelona contra el Atlético de Madrid, tras perder por 1-0 contra el Getafe con el gol de Yellu Santiago.

El plan de Bordalás, el gol del joven canterano del Valencia, de 19 años, y las paradas de David Soria doblegaron al bloque de Míchel, que se cae como visitante: es su cuarta derrota consecutivo lejos de Montilivi. Sólo ha ganado uno de sus últimos siete desplazamientos. Le queda jugar con el Betis, el Cádiz, el Barcelona, el Villarreal y el Granada en casa y contra el Atlético de Madrid, Las Palmas, el Alavés y el Valencia fuera de su territorio.

Lo acecha el Barcelona, a un solo punto suyo, pero a once ahora del liderato del Real Madrid, aunque con un partido menos. De su rendimiento este domingo en el Metropolitano depende todo para el conjunto azulgrana, si quiere sentirse aún aspirante a algo más que el pase a la Liga de Campeones de la temporada que viene.

Del 0-1 al 1-0 en 40 segundos en San Mamés

También hay presión para el Atlético, al que ha superado el Athletic Club en la cuarta posición, con un partido más, por el triunfo de este sábado frente al Alavés en San Mamés, cuando el partido cambió en un instante; del penalti a favor de los visitantes, parado por Unai Simón a Luis Rioja, al 1-0 de Gorka Guruzeta pasaron sólo 40 segundos.

De un área a otra. Del minuto 30 y 26 segundos al minuto 31 y 6 segundos. Cinco minutos después, la ventaja creció hasta el 2-0, también por medio de Guruzeta y con el suspense del VAR. Ya suma quince tantos entre todas las competiciones en esta campaña.

Raillo compromete aún más a Medina y al Granada

El descenso es una realidad cada vez más visible para el Granada. Ya son diez puntos de distancia de la permanencia, con 27 por disputarse. No sólo eso, sino que la derrota de este sábado ante el Mallorca agrandó la dinámica expresiva y negativa de sus últimos tiempos. Ha ganado sólo uno de sus últimos 25 de Liga. Y ninguno de los nueve más recientes.

Su entrenador, Alexander Medina, está en peligro, más aún ante el parón de selecciones. “Tengo fuerzas suficientes para seguir”, advirtió el técnico en la rueda de prensa posterior.

El equipo andaluz resistió 85 minutos ante el conjunto balear por su portero Augusto Batalla, hasta que Antonio Raillo, el capitán local, golpeó con el definitivo 1-0. Su cabezazo ganador redondea una jornada muy buena para sus intereses en la permanencia. Derrotado el Cádiz el viernes, ya tiene ocho puntos de margen en su carrera por continuar en la elite, mientras aguarda la final de la Copa del Rey del 6 de abril contra el Athletic en Sevilla. EFE

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias