Andrés Iniesta renueva de por vida con el Barcelona

» "No me gusta estar por estar; me gusta ser trascendente", reconoció sobre su futuro

San José, 7 oct (elmundo.cr)- Durante el último año, el jugador Andrés Iniesta, de 33 años de edad, indicaba a la prensa que no tenía muy claro su futuro y que por primera vez en su carrera asumía sensaciones e impresiones que no había conocido antes porque era indispensable para el Barcelona.

Con el técnico Luis Enrique perdió un poco de peso en el equipo y no precisamente en los partidos importantes pero sí en la acumulación de minutos y entendía que no quería jugar solo los minutos finales de los partidos como solución sino que pretendía seguir siendo el compositor de los últimos metros, el futbolista que mantuviera el estilo azulgrana.

Así ha sido con Ernesto Valverde en el banquillo y ahora llega su renovación con el Barcelona. “Club y jugador han llegado a un acuerdo de renovación del contrato de por vida”, reflejaba el comunicado oficial. O, lo que es lo mismo: Iniesta podrá decidir si sigue en el club al final de cada temporada. “Es algo que no tiene precio”, indicó el jugador que: “Es brutal e increíble el sentimiento de orgullo que siento”.

Iniesta llegó al Barça con 12 años y se irá cuando quiera. “Es de esos días en los que es una satisfacción ser parte del Barcelona y hace cosas tan positivas como la renovación de por vida de Andrés”, manifestó el presidente Bartomeu; “es la primera vez en la historia del club que se hace un contrato para siempre, es un acuerdo excepcional.
El jugador forma parte del equipo y desde el año 2003 hasta ahora ha aportado el equilibrio. Los jugadores cambian, pero Andrés siempre ha estado”.

El capitán expresó en conferencia de prensa: “Es un día que vuelve a ser muy especial por el hecho de seguir en mi casa, de poder seguir soñando con conseguir cosas importantes para mi club, el que me ha visto crecer y evolucionar”, expuso el número 8.

“Agradezco que me den la oportunidad o la confianza de hacer este contrato, de seguir ilusionado. Y estaré aquí hasta que mi cuerpo y mente y todo lo que tenga que dar crea que es suficiente”. Situación, en cualquier caso, que no estirará como un chicle. “De por vida no quiere decir que voy a estar por estar. Ese no es mi pensamiento ni mi forma de actuar”, concluyó.

Andrés Iniesta se mostró emocionado con su renovación de por vida, de “confianza mútua” subrayó en la que no pudo evitar mirar atrás. Fue en esos momentos, cuando recordó su llegada con 12 años o la figura de su padre (presente en la primera fila), cuando reconoció sentir “un escalofrío”. Cerca de él, un maniquí con su dorsal, su nombre, el brazalete y la coletilla de la jornada “per sempre” (para siempre).

 

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias