Arqueólogos hallan un muro azteca con cráneos en Ciudad de México

MatosCiudad de México, 20 ago (dpa) – Arquéologos mexicanos anunciaron hoy el hallazgo de una estructura conocida como tzompantli, un muro en el que los aztecas colocaban cráneos de sus enemigos decapitados, frente al Templo Mayor de la Ciudad de México.

Los expertos dijeron que el hallazgo, de unos 34 metros de largo y 45 centímetros de altura, podría tratarse del “Huey Tzompantli”, es decir el tzompantli principal, debido a que los 35 cráneos visibles habían sido colocados en círculo mirando hacia el centro, algo que no se había visto en los hallazgos anteriores.

“Por su ubicación, creemos que se trata del ‘Huey Tzompantli’, eso es el Gran Tzompantli de Tenochtitlan (capital del imperio azteca)”, explicó el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, que desde hace casi cuatro décadas trabaja en las exploraciones del Templo Mayor.

Asimismo, estimó que podría haber varias decenas más de cráneos, ya que las excavaciones todavía no han concluido.

El descubrimiento tuvo lugar en un edificio colonial de la calle Guatemala, en la periferia del Templo Mayor, principal centro ceremonial de los aztecas. Algunos de los cráneos están todavía pegados al muro con una argamasa de cal y sal, pero otros se encontraban en el suelo.

“Muchos de los cráneos que encontramos habían sido removidos y alterados en la época colonial”, dijo el arqueólogo.

Por su parte, su colega Raúl Barrios, encargado del Programa de Arqueología Urbana, que supervisa el proyecto, añadió que la argamasa presente en el tzompantli es diferente a la de los hallados en otros lugares del país, lo que refuerza la idea de que se trata de la estructura principal.

Los cráneos encontrados hasta el momento pertenecen en su mayoría a hombres jóvenes. La primera etapa de excavaciones empezó en febrero y terminó en junio.

Los arqueólogos explicaron que el tzompantli tiene una estrecha relación con el juego de pelota que practicaban los aztecas, en el que el equipo perdedor -generalmente enemigos o prisioneros- era sacrificado y sus cráneos decapitados eran colocados en la estructura funeraria.

“Principalmente, al tzompantli iban a parar los cráneos de decapitados en diferentes ceremonias y el juego de pelota era considerada como una. El tzompantli se colocaba a la vista antes de empezar el juego, para intimidar a los contrincantes”, sostuvo Matos Moctezuma.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias