Vindas asegura que tuvo que pagar “años de terapia” por trabajar en call center donde la insultaban 

San José, 1 jun (elmundo.cr) – La diputada del Frente Amplio, Priscilla Vindas, señaló que “hay una frase de Rosa Luxemburgo que quizá suene un poco trillada, pero quien no se mueve no siente las cadenas”, durante la discusión del proyecto de jornadas 4×3.

“Esa es la situación de nuestra fuerza laboral en este momento al día de hoy agradecen 3 días libres y jornadas de 12 horas, porque están adormecidos, y porque están tan acostumbrados a que les violenten sus derechos laborales todos los días que esto les parece el gran regalo, ¡por favor!”, agregó.

Vindas indicó que “yo seré muy joven pero trabajo desde que cumplí 15 años con una carta de mi papá, desde que tengo 18 trabajo en call center, y me he tenido que tragar insultos, me he tenido que tragar personas que me tratan como si yo fuera una basura, y a eso es lo que estamos en este momento condenando a la juventud de Costa Rica, a que pierdan su salud mental, a que desperdicien los mejores años de su vida en un centro de llamadas siendo insultados y viendo su dignidad simplemente desdibujada”.

“A uno lo insultan acá en un call center y uno tiene que pedir disculpas al cliente, esa es la realidad, me gustaría que todos ustedes acá se sentaran a tomar llamadas 10 horas de insultos, de gritos, divino, divino, sale una sintiéndose feliz de la vida y por favor noten mi sarcasmo”, manifestó.

La legisladora insistió en que “la salud mental, la salud física, el tiempo con familia eso si que se va, eso si que se pierde y son compañías de papel que no pagan el seguro los primeros tres meses y después desaparecen y se vuelven en otra sociedad, esa es la realidad de las personas jóvenes”.

“A mí nadie me lo tiene que contar porque yo lo viví y lo digo porque esa fue mi realidad por muchísimos años”, aseguró Vindas.

La frenteamplista recalcó “no me digan que no hemos llevado palo, he llevado palo, y yo no quiero que nadie más tenga que llevar ese palo que yo si tuve que llevar”.

“Los años de terapia que tuve que ir a pagar también después de ese exceso de jornadas que me destruyeron mi salud mental, que me mantuvieron en una silla pegada a unos auriculares, donde tenía 6 minutos para ir al baño durante el día, bueno lo llamaban más bonito tiempo personal, 6 minutos al día tiempo personal, díganme si ustedes han trabajado bajo esas condiciones, o bueno vayan y trabajen bajo esas condiciones a ver si aguantan, a ver si les gusta”, concluyó.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias

Te puede interesar...