Vergüenza es lo que da simular la venta de dos rotativas para burlar impuestos, le responde Cisneros a La Nación

San José, 20 sep (elmundo.cr) – La jefa de fracción oficialista, Pilar Cisneros, salió al paso de un editorial que le dedicó el medio La Nación, titulado: “La vergüenza de la diputada”.

“¡Les dolió, costarricenses! ¡Ay, cómo les dolió! Tanto, tanto, que La Nación me dedicó un editorial titulado La vergüenza de la diputada. Claro que les dolió que señalara las perversas prácticas de ese diario. Antaño, cuando lo conocí, con un prestigio que trascendía todas nuestras fronteras. Pero hoy, bajo la dirección de Armando González Rodicio, se ha transformado en un vil instrumento al servicio de las poderosas clases políticas y económicas, acostumbradas, por supuesto, a lucrar con el dinero del pueblo”, señaló Cisneros.

Para la diputada “vergüenza es lo que da simular la venta de dos rotativas para burlar impuestos, aceptando el portillo que les abrió, o se lo pidieron, no lo sé, el expresidente Luis Guillermo Solís para evitar una evidente condena por defraudación fiscal. ¿Saben lo que da vergüenza? Vergüenza es reconocer que efectivamente pretendían evadir porque pagaron, sin chistar, óiganlo bien, 2.277 millones de colones en impuestos, multas e intereses”.

“¿Saben lo que da vergüenza? Vergüenza da que La Nación inventara un inusual acuerdo de colaboración, óiganlo bien, un inusual acuerdo de colaboración con Incofer en presencia del entonces presidente Carlos Alvarado y del representante del Grupo Nación, Carlos González Jiménez. Y después de eso, ¡zas!, apareció como por arte de magia la línea 4 que llevaba el tren. ¿Y a dónde iba a llegar ese tren?, ni más ni menos que a la puerta de Parque Viva, un negocio de La Nación. El beneficio, por supuesto, era para ellos, pero la factura de 150 mil millones de colones la íbamos a pagar todos. ¿Y saben qué? Ni rojos se pusieron jugando de trencito con nuestro dinero”, sostuvo.

Cisneros insistió en que es una “vergüenza que quieran convencernos que la inversión de 13 mil millones de colones del Fondo de Pensiones de la Caja en bonos de La Nación se hizo por amor a la patria”.

“Vergüenza da que a pesar de su persistente baja en circulación, suscripciones y páginas, la anterior administración le compró ni más ni menos que 2.600 millones de colones en publicidad al Grupo Nación. Por eso, y sólo por eso, defienden a muerte la pauta publicitaria estatal que por décadas han acaparado sin mérito, sin justificación técnica”, manifestó.

La legisladora indicó que “vergüenza da hacer trizas la ética periodística, escondiendo encuestas, publicando sin equidad y elaborando reportajes especulativos como el del ciudadano indio, Sharan, que motivó su iracundo editorial”.

“¿Y por qué hacen esto?, se preguntarán ustedes. Pues para inventar fantasiosas novelas de tráfico de influencias, favorecimientos indebidos e incapacidad gubernamental, destilando un odio nunca visto, visceral, hacia el presidente Rodrigo Chaves, desde el mismo día que Rodrigo Chaves entró en la lucha electoral”, recalcó.

Cisneros enfatizó que “a mí me daría vergüenza realmente ser un director como Armando González Rodicio, porque bajo su mandato La Nación no ha hecho nada más que perder dinero, perder circulación, perder dignidad y perder credibilidad. Puedo asegurarle, don Armando, que yo no siento ninguna vergüenza. Lo que siento es un enorme privilegio por poder servir al gobierno, a la patria y al pueblo costarricense”.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias