Sindeu cierra instalaciones de la UCR en protesta por deuda salarial desde 2020

San José, 20 nov (elmundo.cr) – El Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (Sindeu) llevó a cabo este lunes el cierre de edificios e instalaciones en las siete sedes y recintos de la institución, como parte de su reclamo por la falta de pago de la deuda salarial que persiste desde el año 2020.

Entre los lugares afectados se encuentran la Sede Rodrigo Facio, la entrada de Canal 15, la Ciudad de la Investigación (Finca 2) y las Instalaciones Deportivas (Finca 3), así como sedes regionales como la del Pacífico, Golfito, Liberia, Santa Cruz y la sede de Occidente en San Ramón, con la posibilidad de sumarse otras instalaciones.

La deuda que Sindeu está exigiendo se originó en las negociaciones de 2021, relacionadas con la falta de pago de aumentos salariales pendientes por el costo de vida en 2020 y 2021, incluyendo sus pagos retroactivos. Además, el sindicato demanda la cancelación de escalafones, protegidos por el reglamento de salarios y la Convención Colectiva de Trabajo de la UCR.

A pesar de contar con respaldo legal de la Oficina Jurídica y la Contraloría Universitaria, que reconocieron las deudas pendientes mediante criterios OJ-68-2022 y OCU-R-228-2022, los trabajadores de la UCR afirman enfrentar una negativa por parte de la Rectoría para saldar la deuda con sus afiliados, detalló el Semanario Universidad.

Estos cierres se producen después de que, el pasado 17 de noviembre, en una Asamblea General Ampliada, los trabajadores afiliados al Sindeu se dirigieron a la Rectoría exigiendo el pago de la deuda y una respuesta del rector de la UCR, Gustavo Gutiérrez Espeleta.

Harold Chavarría, secretario general del Sindeu, expresó que “luego de un proceso de negociación de más de dos años y con argumentos sólidos, ya se volvió insostenible la situación financiera de las personas trabajadoras universitarias”.

Ante la falta de respuesta por parte de la Rectoría, los empleados, en una “legítima defensa de los derechos laborales”, decidieron cerrar instalaciones como medida de presión hasta que la Administración Universitaria cancele los pagos pendientes. Una notaria pública en representación de la Rectoría estuvo presente para constatar los cierres realizados por la agrupación en las instalaciones del Campus Rodrigo Facio. Según Chavarría, estos cierres continuarán hasta que se resuelva la situación salarial.

Además del respaldo jurídico, la Oficina Financiera y la Oficina de Registro e Información de la UCR se suman al movimiento tanto en el tema de los cierres como en el respaldo para los pagos pendientes a los trabajadores.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias