Servicios de emergencias y de hospitalización al tope de capacidad por covid-19

San José, 7 may (elmundo.cr) – El crecimiento vertiginoso de consultas por covid-19 en el hospital San Vicente de Paul de Heredia este miércoles 5 de mayo llevaron los servicios de Hospitalización y Emergencias al tope máximo de su capacidad, informó la doctora Priscilla Balmaceda, directora médica.

La dirección médica y el personal de salud se enfrentaron a una difícil situación ya que la demanda superó la oferta de servicios, por lo que rápidamente aplicaron varias medidas que ya tenían planificadas en caso de presentarse esta situación.

Balmaceda explicó que el centro médico tenía habilitadas para covid 35 camas moderadas en el Servicio de Medicina, 8 UCI críticas y 17 camillas del Servicio de Emergencias para las consultas diarias. Sin embargo, este miércoles hubo “una avalancha” de consultas al punto que el centro médico no pudo recibir más pacientes, de inmediato accionaron la medida de tomar completo el quinto piso del Servicio de Medicina para reconvertir 41 camas adicionales.

“No podíamos trasladar pacientes y no teníamos como ubicar los que llegaban y requerían internamiento, fueron momentos angustiantes”, detalló la doctora Balmaceda.

Debido a que las áreas covid deben reunir condiciones especiales, comenta la galena ante esta necesidad “tomamos camas para la atención de usuarios con otras patologías para destinarlas a camas moderadas covid, para tener un total de 76. Es doloroso tener que sacrificar la atención a otros pacientes”, dijo la doctora Balmaceda.

De igual manera, en el servicio de Emergencias donde se contaba con 17 camillas se tomó la decisión de aumentar hasta 50.  Para el jueves en la mañana se habían reducido a 24 camillas.

Según explicó la doctora, en cuestión de horas se logró trasladar 10 pacientes al hospital México, tres al hospital Max Peralta de Cartago y siete fueron ubicados en el área covid, en el quinto piso de este centro médico.

En Emergencias se aplicó un plan de contingencia flexible que responde de acuerdo al comportamiento de la consulta, indicó Balmaceda.

El doctor Jacobo Pardo, médico especialista en Medicina de Emergencias comentó que ante el incremento de contagios por covid-19 el servicio de emergencias en conjunto con la Dirección General del hospital tomó la decisión preparar otras áreas para aumentar la capacidad de camas para el abordaje de esta patología.

Las autoridades del centro médico tomaron las previsiones para organizar los servicios de Hospitalización, Cirugía, Sala de Operaciones, Unidad de Cuidados Intensivos, Emergencias y Consulta Externa para el abordaje seguro y diferenciado de los pacientes con problemas respiratorios.

Por su parte el doctor José Soto Roldán especialista en Medicina de Emergencias y jefe del servicio de Emergencias mencionó que el compromiso del personal médico y de enfermería, así como de los servicios de apoyo han sido clave en la respuesta a la pandemia.

No obstante, para el galeno en este momento estos esfuerzos son insuficientes ante al incremento vertiginoso de la demanda por atenciones covid-19 y no covid. Añadió que este hospital a partir del 25 de abril aumentó su complejidad con camas de unidades de cuidados intensivos.

Con el objetivo de ampliar el servicio de emergencias para atender el incremento de pacientes sospechosos o positivos por covid-19, se trasladó el área de pediatría a la Unidad Médica Móvil debidamente equipada y con capacidad para atender 35 pacientes. Igualmente, en otro extremo aplicando medidas de seguridad, se atienden pacientes con enfermedades crónicas, descompensados, politraumatizados, pacientes con infecciones de orina o infecciones de piel.

El doctor Allan Rodríguez Artavia, director del servicio de enfermería describió como “pan de cada día las jornadas extenuantes de los equipos de enfermería” para cumplir con las diversas tareas como: traslados de pacientes o ingresarlos a unidades covid-19.  Y agrega que “es una labor desarrollada con gran esfuerzo, dedicación y amor hacia el paciente en la cual enfrentamos nuestros propios miedos a contraer esta enfermedad”.

La doctora Priscila Balmaceda manifestó que esta pandemia ha sacado lo mejor del personal y calificó como impresionante el esfuerzo realizado en cada uno de los departamentos del hospital en procura de brindar la mejor atención posible a los pacientes, incluyendo la tarea titánica de inmunizar al personal del hospital, a profesionales de la salud privada y apoyar al área de salud Heredia Cubujuquí para acelerar la aplicación de la vacuna.

Balmaceda pidió a la población tomar conciencia, no descuidar las medidas de protección, evitar aglomeraciones, realizar un correcto lavado de manos, utilizar bien la mascarilla y reducir las salidas a las necesarias.  “Los servicios de salud están en un punto crítico y depende de nosotros bajar la curva de contagios”, dijo la directora médica.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias