Sacerdote de Tacares: Conferencia Episcopal no tiene pantalones

San José, 1 may (elmundo.cr) –El sacerdote Alfonso Benavides, de Tacares de Grecia, expuso, durante el sermón de la misa, su molestia por los cierres implementados por el Gobierno como medida preventiva ante el aumento de casos de covid-19 en el país.

El sacerdote afirmó que se cansó de “mirar un Ministerio de Salud impotente y me cansé de mirar una Conferencia Episcopal que no tiene pantalones”.

Además, Benavides cuestionó “cuántos casos por motivos de covid se lleva en un templo católico que llevamos aproximadamente ya un año celebrando la Santa Eucaristía”.

Por qué siguen abiertos hoteles, cabinas, escuelas, colegios, por qué no es que el número de contagiados que se está dando en escuelas y colegios asusta y los mismos maestros ya han hecho su denuncia que por favor frenen la situación”, añadió.

El cura sostuvo que “las iglesias simplemente cierran una semana y el comunicado que manda su excelencia Monseñor Garita, presidente de la Conferencia Episcopal, simplemente dice nos debemos salvar todos juntos, nadie por aparte y como iglesia tenemos que ser obedientes”, a la vez que aseguró que el gobierno “se ha valido de la situación de la pandemia para sus intereses personales, partidistas, políticos”.

Asimismo, manifestó que el aumento de casos se dio luego de que el Gobierno promoviera disfrutar la Semana Santa “bajo un lema vacaciones con responsabilidad y ahora es simplemente muy fácil decir cierren los templos católicos”.

Benavides catalogó la respuesta de la Conferencia Episcopal como “paupérrima” y afirmó que esta “no es la autoridad de una iglesia que vela por la fe de sus fieles, no es la palabra de paz y esperanza que anima a sus fieles. Qué fácil es mandar un audio Monseñor Garita, donde le dices al clero cierren, porque debemos responder a lo que el Gobierno pida”.

“Qué más debemos mirar que pide el Gobierno dentro de este PAC que no ha sido más que una lucha interna de intereses, qué más”, aseveró.

El sacerdote destacó que las paradas de autobuses están llenas y que los estudiantes de los colegios se encuentran en los parques “besándose, abrazándose, tomándose fotos, comiéndose helados sin tapabocas”.

De igual forma, Benavides señaló que se ha dado una disminución en la asistencia a las eucaristías y en la colecta, pero recalcó que esto no le interesa, “no lo digo por un asunto de dinero, porque yo he sabido vivir en esta parroquia por cuatro meses donde no hay ingresos, no soy un pastor barato que vivo de la limosna y exploto a mis ovejas”.

“Este Gobierno no escucha a nadie solo cuando hay intereses personas y de alguno por allí”, comentó.

El sacerdote destacó que “un cristiano no puede callar su fe y callar la fe no significa ser irresponsable” y aseguró que asume las consecuencias de sus declaraciones.

“Ya es mucha la angustia que vivimos los sacerdotes, la exigencia, que nos piden, nos piden, nos piden y estamos dando lo máximo”, añadió.

Benavides concluyó diciendo, “si ustedes son conscientes que en este templo o en algún se ha faltado el protocolo y se ha irrespetado, pues ofrecer las disculpas pero hasta hoy hemos hecho de lo imposible lo posible para que ustedes se sientan en un lugar seguro”.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias