Rescatista de Cruz Roja será capacitado en Ghana como guardavidas

foto-ariel-3

San José, 2 nov (elmundo.cr) – Ariel Lafuente Zamora es voluntario de Cruz Roja Costarricense y pertenece a la unidad de Búsqueda y Rescate Acuático y fue seleccionado por la Asociación Internacional de Surf de guardavidas (ISLA) con el objetivo de formalizar un equipo nacional de rescate acuático.

Isla mediante el proyecto denominado GHANA 2016 es una iniciativa de seguridad en aguas y pretende crear un equipo de rescate acuático; de igual manera capacitará a los guardavidas en el curso de Open Water 3 días, siendo esto de gran importancia para el desarrollo de la unidad acuática de la Benemérita Cruz Roja Costarricense donde Ariel será el representante.

Juan Carlos Salas Castro, Jefe de la Unidad Acuática de Cruz Roja Costarricense indicó que “Ariel Lafuente representará a la Unidad Acuática de la Cruz Roja Costarricense a nivel internacional y sabemos que lo hará de la mejor manera, y el equipo le desea el mejor de los éxitos”.

El proceso de formación dará Inicio el 16 de noviembre en Accra, Ghana y es una capacitación de 3 días de rescate en aguas abiertas y los otros 5 días se ayudará en la creación de un cuerpo de guardavidas en Accra, capacitándolos y dándoles instrumentos de rescate acuático.

La Fuente tiene 23 años, es estudiante de la carrera de Ingeniería en electro medicina y es uno de los voluntarios de la Cruz Roja que hace su trabajo por vocación.

Entrevista

foto-ariel-2

P- ¿Por qué se interesó en la Unidad Acuática de la Cruz Roja Costarricense?

Ariel (A) – Siempre he tenido interés en el tema del voluntariado. Una vez tuve una mala experiencia en la que un conocido sufrió un ataque y no pude hacer nada por no saber nada de primeros auxilios, por lo que desde ahí, decidí ingresar a la Cruz Roja para ser más útil en la vida y retribuirle a la vez algo a mi país. En la natación tengo ya más de 8 años, aproveché el campo en rescate acuático para poder ayudar a los demás y combinarlo con lo que sé hacer: nadar.

P- ¿Qué es lo que más le gusta de lo que hace en Cruz Roja?

A- La felicidad en las personas luego de poder ayudarles en lo que necesiten, el poder verdaderamente ser útil en la vida. Siento que en Cruz Roja cumplo una función de mi vida. Pero más que nada la felicidad de las personas al poder ayudarles, y no es lo más importante, pero cuando te dicen un “gracias”, eso vale absolutamente todo lo que se sacrifique uno para ayudar.

P- ¿Recuerda algún caso de rescate acuático que le haya significado algún tipo de dificultad en el desempeño de su función?

A- No, hace mucho en el mundial de Jaco (el día de la inauguración) estábamos cubriendo la zona principal del evento en la playa y nos llamaron para una emergencia; al otro lado de la playa se estaba dando una emergencia Acuática, cuando llegamos a la zona, nadamos e hicimos todo lo posible para llegar, pero había muy oleaje muy alto ¡Nos tomó tiempo llegar! Y pues… no pudimos llegar a rescatar a la víctima esa vez ¡fue un trago muy amargo!

P- ¿Cuándo aprendió a nadar y dónde lo hizo?

A- Aprendí a nadar a los 13 años en la piscina de plaza Víquez como recomendación de mi colegio por ser muy hiperactivo (mencionó Ariel sonriendo), y desde ese entonces hasta hoy en día no me arrepiento de haber conocido este deporte tan increíble.

P- ¿Qué diferencias existen entre nadar como un hobby y hacerlo para rescatar personas en riesgo?

Cuando nado por hobby lo hago por mí, yo nado para estar tranquilo y enfocado todo los días, “nadar para mí es un pañuelo de lágrimas” , me gusta estar conectado con el agua, con el movimiento de las olas y sus corrientes, entonces cuando nado por hobby lo hago lento, estirando, sintiéndolo y sin concentrarme. Cuando es para rescate es para el auxilio de quien más lo necesite, debo dar mi mayor esfuerzo y concentración, trato de leer el agua lo más rápido y eficiente posible y es más cansado, una cosa es nadar y otra rescatar una persona, es doble carga y doble esfuerzo.

P- ¿A qué le llama leer el mar?

A- Entender cómo se mueven las corrientes. Hay olas pequeñas que siempre se mueven, uno debe de adaptarse a ellas, algunas pueden ayudar a salir del mar. Es un tipo de conexión, se debe de tratar entender el movimiento de las olas y fluir con ellas y de esa forma tener una ventaja.

P- ¿Recuerda alguna experiencia gratificante en un rescate?

A- Las risas de las personas. Poder devolverle lo que más quieren en ese momento, saber que todo lo que estoy haciendo en ese momento fue para un excelente resultado.

P- ¿Existe algún rescate que lo haya marcado como ser humano y como rescatista de alguna forma?
A- Cada rescate tiene su historia, no hay un manual que te diga los 3 únicos tipos de escenarios que veras, siempre hay uno nuevo. Pero no hay nada como el primer rescate, la primera adrenalina y la primera satisfacción de haber tenido éxito.

P- ¿Por qué auxiliar a los demás?

A- Porque de forma indirecta y directa siempre lo he hecho en mi vida. En lo que sea, es parte de mi forma de ser, siempre ayudar, siempre ver a todos felices y seguros. Ya es algo que toda la vida desde pequeño me han dicho que lo hago.

P- ¿Qué se necesita para ser un miembro de la unidad de rescate acuático?

A- Para mí no es solo ser buen nadador y dominar las técnicas de rescate. A mi parecer se necesita tener disponibilidad para cualquier emergencia, excelente condición física para correr y nadar. Estar siempre al pie de cañón.

P- ¿Es elemental la experiencia al dar inicio, o se puede adquirir con la práctica en el campo?

A- No es elemental pero como en todo es un plus, porque nunca se deja de aprender sobre el agua, no solo somos de mar sino que de río y pozas, además de piscina, entonces creo firmemente que con bastante práctica se puede llegar a ser un guardavidas exitoso.

P- Usted fue seleccionado por la Asociación Internacional de Surf de Guardavidas (ISLA), ¿Cómo pudo ser parte del proceso para ser elegido?

A- Hace unos meses recibiendo una capacitación para rescate en ríos e inundaciones, tuvimos la oportunidad de tener instructoras de Estados Unidos, la cual una de ellas Vicky Smith, dice que vio muy buenas habilidades en el agua y ella me recomendó con la asociación. Ellos me contactaron para realizar las pruebas de ellos las cuales gracias a Dios las pude pasar.

P- ¿En qué consta la formación que recibirá para avanzar como guardavidas?

A- Consta de 3 días de capacitación en aguas abiertas, la cual he llevado en Costa Rica ya para poder ser guardavidas solo que con la gran diferencia que los instructores son de países como Estados Unidos, Australia, e Irlanda, en donde se sabe que manejan las últimas técnicas de rescate en el mundo y mi idea es poder actualizarme en eso y poder volver al país para capacitar a mis compañeros.

P- ¿Qué es ser guardavidas?

A- Es ser alguien dispuesto a arriesgar la vida por personas, es conectarse con el agua, sentir los movimientos del agua y sus corrientes en el río, en el mar, no perder nunca la calma y concentración ante cualquier adversidad que se pueda presentar. No es solo poder nadar, es cumplir con esas cualidades y aun así, disfrutar al hacerlo.

P- ¿Cómo tomo el hecho de que la Asociación Internacional de Surf (ISLA) lo haya seleccionado?

A- Es un honor y privilegio para mí formar parte de ellos, pero ante todo, alegrías indescriptibles en mi corazón, porque en verdad con ellos voy a poder realizar las cosas que amo hacer siempre en mi vida. ISLA es un puente para mí, ayudaré a más gente y la vez estoy emocionado, sé que después de esta capacitación voy a poder venir a capacitar a mis compañeros y de esa manera tener guardavías de nivel más alto; vienen grandes cosas, representaré de la mejor manera la Benemérita Cruz Roja Costarricense.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias