Presidente Solís tiene la menor tasa de éxito de aprobación de proyectos de Ley desde 1990

Plenario Asamblea Legislativa Costa Rica 21072016 LMM EMCR 400

San José, 16 nov (elmundo.cr) – El Presidente de la República, Luis Guillermo Solís tiene la menor tasa de éxito de aprobación de proyectos de Ley convocados a las sesiones extraordinarias en la Asamblea Legislativa.

Así se concluye de una investigación efectuada por el Programa Estado de la Nación y publicada en el Vigésimo segundo informe sobre el Estado de la Nación la semana anterior.

El estudio arrojó que el mandatario Solís Rivera se ha tenido que enfrentar a dos factores: un presidencialismo débil y el multipartidismo representado en la Asamblea Legislativa con 10 fracciones legislativas.

Además, según el Estado de la Nación Solís se ha tenido que enfrentar al escenario político más adverso de los últimos años.

“Por un lado, se redujeron significativamente los niveles de confianza de la ciudadanía y las valoraciones positivas de la labor del Gobierno y, por otro lado, resulta más difícil impulsar proyectos en el período de sesiones extraordinarias”, dice el informe.

Un informe del Barómetro de las Américas arrojó que la aprobación de los costarricenses a la labor del Presidente de la República en funciones ha estado cayendo continuamente desde el año 2004.

Óscar Arias fue el mandatario que tuvo el índice de aprobación ciudadana más alto en el año 2008, con un 62,4 en escala 0-100. En contraparte, el valor más bajo se dio en el año 2014 durante la administración de Laura Chinchilla con un 36,9%. El Gobierno de Solís tiene según el último reporte una aprobación ciudadana del 41,9%.

El Estado de la Nación resaltó además la gran inestabilidad que ha tenido el Gabinete de Luis Guillermo Solís, ya que en sus primeros dos años de mandato se efectuaron 10 cambios ministeriales, cuatro de ellos en circunstancias polémicas o “de alto perfil público2.

Sin embargo, el Gobierno con mayor rotación de ministros en las últimas cinco administraciones, sigue siendo el de Laura Chinchilla Miranda, y el más estable el de Óscar Arias Sánchez.

El Estado de la Nación determinó que la administración de Solís ha tenido problemas para afianzar una agenda en el Congreso.

A esa conclusión llegaron tras estudiar la cantidad de veces que desde Casa Presidencial se envía un Decreto a la Asamblea Legislativa, convocando y desconvocando proyectos de Ley.

Aunque en el Congreso esa práctica es común para ordenar la agenda, para los investigadores del Estado de la Nación esto se traduce en una agenda inestable que refleja la incapacidad del Ejecutivo de tener clara su lista de proyectos.

Los datos arrojaron que el segundo año de Gobierno de Solís, es en el que más se han hecho convocatorias y desconvocatorias de proyectos de Ley.

Finalmente, determinaron que la tasa de éxito de aprobación de proyectos de Ley del mandatario ha sido la más baja de los últimos 20 años.

Fuente: Vigésimo Segundo Informe del Estado de la Nación.

“El análisis revela que los gobiernos que tuvieron las mejores tasas de aprobación fueron los que presentaron las agendas más acotadas, con menos proyectos de Ley”, dice el informe.

La mayor tasa de éxito la tuvo la administración Calderón entre 1990 y 1991; la administración Figueres entre 1994 y 1995 y la administración Chinchilla Miranda entre 2010 y 2011.

Para los investigadores eso se debe especialmente a que en el primer año de labores de un nuevo Presidente se aprueban proyectos de Ley que quedaron con discusiones avanzadas en el Congreso.

La tasa de proyectos aprobados en el primer año del Gobierno de Solís fue de solo 2,5 el peor resultado obtenido desde 1990. En su segundo año de mandato, la tasa de éxito aumentó hasta el 7,9 aunque sigue muy por debajo de los resultados de las otras administraciones.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias