CASO DEL CEMENTO CHINO

El Presidente que “no tiene amigos” quema puentes con Morales Zapata

» Zapote continúa los intentos de dejar fuera de toda duda que el Presidente Solís desconocía las acciones de Víctor Morales en el caso del cemento chino.

» Diputado niega ser el "embajador de Juan Carlos Bolaños" y dice que actuó en "estrecha comunicación y coordinación" con Solís.

San José, 06 nov (elmundo.cr)- “La Casa Presidencial reitera que el Presidente de la República no tiene amigos”, señaló en un comunicado la oficina de prensa de Zapote, marcando distancia -una vez más- con Víctor Morales Zapata, el diputado que hasta setiembre fuera el hombre más cercano al mandatario Luis Guillermo Solís.

Aunque no lo dijo de forma directa, sino mediante sus encargados de Comunicación, esta es la segunda ocasión en que Solís niega la amistad de Morales Zapata.

El 4 de setiembre, el Mandatario ya había dicho que el Presidente no tiene amigos. Lo hizo en la comparecencia ante los diputados de la Comisión Especial que investiga los créditos del Banco de Costa Rica, a propósito de las facilidades que tuvo el empresario Juan Carlos Bolaños para la importación de cemento chino.

En esa ocasión renegó, como nunca lo había hecho, de las múltiples manifestaciones públicas de Morales Zapata hacia él. El diputado, que llegó al Congreso por la papeleta del Partido Acción Ciudadana (PAC) en 2014, había insistido frente a quien se lo preguntase que Solís era su amigo, su hermano y en 2014 llegó a decir a un diario nacional que él y Solís se saludaban “de beso en la mejilla”.

Pero ahora, un mes, dos días y siete detenidos después, con el caso del cemento chino en su punto más álgido, Casa Presidencial continúa buscando la forma de apartarse del incendio mediático, aunque esto implique reventar los puentes que según Morales Zapata, le unían al presidente Solís.

Víctor Morales Zapata señaló en el Plenario del Congreso durante la tarde del lunes que “la lealtad tiene un límite”.

Tomó el micrófono para recriminar a la Procuraduría General de la República por el Informe 017-2017, en el que le achaca supuestas actuaciones impropias, en vista de que habría hecho gestiones con el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Iván Brenes, para averiguar el estado de un pago a favor del empresario Juan Carlos Bolaños.

En su informe, la Procuraduría señaló que el Congreso debía tomar acciones frente a este tipo de gestiones, que podrían acarrear “influencias indebidas” de parte de diputados.

Al respecto, el legislador manifestó que esa consulta hecha a Brenes, en una fecha que no precisó, es una práctica que ha realizado en favor de otros empresarios y personas que solicitan apoyo de su despacho. Sin embargo, la posición de Casa Presidencial, distanciándose de él, fermentó un disgusto que se hizo evidente en las declaraciones del diputado.

“En mi caso, es evidente que lo que hice fue una consulta, me fue respondida y no se generó beneficio alguno para el interesado. Pero la Procuraduría se aparta de sus propios precedentes, como si no existieran, los ignora y se presta a una persecución en mi contra sin sonrojo alguno”, dijo Morales.

El diputado -ahora independiente- fue más allá y señaló que ha sido objeto de ataques desde algunos sectores de Casa Presidencial.

“(…) Ya basta. La lealtad tiene límites y ante los insultos, los ataques y las acusaciones que se me han hecho sin fundamento, debo manifestar que: No he sido el “Embajador de Juan Carlos Bolaños” y rechazo las mentiras del señor de la DIS.  Tampoco soy el poder sobredimensionado que, en palabras de algunos, me quieren constituir como “la Roma donde llegan todos los caminos”.

“He sido del Presidente su amigo, su escudo ante los ataques injustos y alevosos, más de propios que de extraños, y me he considerado su hermano. Siempre actué dentro de mis funciones en estrecha comunicación y coordinación. Y jamás sin su acuerdo y anuencia”, agregó.

La respuesta de Casa Presidencial fue lapidaria, unas horas más tarde: “El Gobierno de la República respalda por completo las actuaciones e informes que la Procuraduría General de la República ha emitido en relación con el caso del cemento chino y enfatiza su voluntad de cooperar y apoyar en todo momento, y con total convicción, a las investigaciones que se llevan a cabo para llegar al fondo de este asunto.

“Acerca de afirmaciones hechas este 6 de noviembre por el diputado independiente, Víctor Hugo Morales Zapata, la Casa Presidencial reitera que el Presidente de la República no tiene amigos y ha actuado, exclusivamente, en beneficio de los intereses nacionales”, agrega la nota publicada en los perfiles de Presidencia y del propio Solís.

Las relaciones de Morales Zapata con Juan Carlos Bolaños, le han marginado de la posición privilegiada que tenía en la Presidencia pese a que, apenas el 28 de agosto, durante una gira en Limón, el mandatario afirmaba que todas las revelaciones alrededor del caso del cemento eran tramas políticas dirigidas a afectar la imagen del Gobierno.

Sin embargo, el escándalo en la Corte, que incluyó la suspensión del magistrado Celso Gamboa por su cercanía con Bolaños, así como el retiro temporal del fiscal general Jorge Chavarría por el letargo en las pesquisas, han hecho que en Zapote cambien los vientos, y eso incluye las manifestaciones de afecto.

Para dejar en claro su punto, en Presidencia utilizaron las propias manifestaciones de Morales Zapata, hechas durante su comparecencia ante la comisión que investiga el crédito para el cemento chino del pasado 20 de octubre:

“Morales Zapata manifestó bajo juramento al referirse a trámites relacionados con la importación de cemento chino: “Sería una infamia de mi parte y de cualquiera, que sea conocedor del tema, involucrar al Presidente en un detalle como ese. El Presidente nunca estuvo enterado de ello en detalle””.

En ese momento, el diputado aún ponía las manos en el fuego por Solís. Aún le decía amigo.

Sin embargo, con los puentes ardiendo, el legislador independiente insiste en apuntar que la iniciativa de la ruptura del duopolio del mercado del cemento , en manos de las empresas Holcim y Cemex, es uno de los puntos a cumplir de acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo del propio Gobierno.

LEA: Víctor Morales Zapata: No he sido el embajador de Juan Carlos Bolaños

En este punto, incluye de nuevo al presidente Solís, y a las gestiones que éste pueda hacer en esa línea.

“Seguiré dando testimonio de la batalla por la ruptura de un nefasto duopolio y el rol de actores públicos, incluido el Presidente. Sus razones tendrá para disminuir su ímpetu, después de luchar con dignidad, valor y responsabilidad por un objetivo decente y honesto. La historia lo juzgará”, apuntó Morales en un comunicado luego de su intervención en el Plenario.

“Yo prefiero tener tranquila mi consciencia y poder seguir viendo a mis hijas e hijo de frente, dándoles un ejemplo de lucha por el honor y las convicciones como valores en la sociedad costarricense”, agregó.

Por respuesta, la Presidencia dejó en claro, de nuevo, que el Presidente “no tiene amigos”.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias