Presidente de Costa Rica califica de “opacos” procesos en Brasil posteriores al impeachment de Dilma Rousseff

San José/Atlanta, 22 set (elmundo.cr) – El Presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís calificó de “opacos” los procesos posteriores al impeachment contra Dilma Rousseff, anterior presidenta de Brasil en una entrevista que brindó a la cadena CNN.

El mandatario conversó la mañana de este jueves con el periodista argentino Carlos Montero en el programa Café CNN, donde justificó la acción que tomó la delegación de Costa Rica en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) esta semana, al retirarse del salón al momento en que Michel Temer, sucesor de Rousseff se disponía a dar su discurso.

LEA: Luis Guillermo Solis abandona sesión de la ONU ante discurso de Michel Temer

Solís Rivera manifestó que él y sus ministros (el de Relaciones Exteriores, Manuel González y de Ambiente, Edgar Gutiérrez) se retiraron del lugar antes de que Temer empezara hablar y no mientras él lo hacía. “Lo hicimos antes de que empezará hablar, no íbamos a cometer esa descortesía”.

Solamente el Embajador de Costa Rica en la ONU, el exdiputado Juan Carlos Mendoza se mantuvo en los asientos. Del lugar también se retiró la Primera Dama, Mercedes Peñas Domingo pero no fue nombrada por el mandatario durante la entrevista.

El mandatario costarricense manifestó que Costa Rica tiene una “preocupación legítima sobre la opacidad de algunos de los procesos que se están desarrollando con respecto a la oposición y a los grupos sociales en Brasil, a la violencia con que estos grupos y partidos han sido tratados y sobre la necesidad de no avanzar en una Ley de amnistía que podría dejar impunes una serie de graves acusaciones que se han hecho contra políticos en Brasil”.

Solís dijo que el haberse levantado del sitio para no escuchar el mensaje de Michel Temer es un mecanismo válido, pero que era cierto que anteriormente Costa Rica no lo había utilizado.

Costa Rica fue el único país que emitió un comunicado en el que justificó el desplante al Presidente de Brasil. Dicho escrito llegó hasta Sao Paulo y la situación llegó a un nuevo nivel, cuando el Gobierno de Temer mandó a llamar al embajador de Costa Rica en ese país, para pedirle cuentas por lo ocurrido en la ONU.

Llamar a consultas a un embajador es un indicio grave de un conflicto diplomático entre países y constituye, en la mayoría de ocasiones, la fase previa a un rompimiento de las relaciones entre Naciones y evidencia el deterioro al que han llegado las relaciones diplomáticas entre esos dos países.

Solís sin embargo, dijo que lo ocurrido no amerita el rompimiento de relaciones entre Costa Rica y Brasil, aunque reconoció que la situación se tensó entre ambos países a raíz de la protesta costarricense en la ONU.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias