Partido Republicano justifica no pagar la CCSS por disputa que tiene con Dolanescu

San José, 24 may (elmundo.cr) – El Partido Republicano Social Cristiano justificó no pagar la deuda que mantienen con la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), por más de 8 millones de colones, en una disputa que mantienen con el diputado Dragos Dolanescu.

Según informó el medio La Nación, la pugna entre el Republicano y Dolanescu, en esta ocasión, se debe a que un juez del Juzgado Especializado de Cobro del Primer Circuito Judicial de San José dictó el embargo cautelar de las cuentas del partido mientras resuelve el caso, esto debido a que el legislador le prestó más de 9 millones de colones al partido y tuvo que hacer efectivos dos letras de cambio que le habían dado en garantía, ya que a la fecha la agrupación no le había hecho devolución del dinero.

El Republicano tiene meses de no recibir dinero de la contribución estatal, pues la cúpula de la agrupación decidió atrasarse a propósito con los requisitos que debe cumplir, ante el TSE, para que se le depositen esos fondos.

Esto causó que el partido no pague los salarios de sus empleados, teléfono, electricidad, entre otras deudas que mantiene a la fecha.

El mismo secretario general del Republicano, Javier Gamboa, le dijo a dicho medio: “¿Para que esa plata se vaya para la Corte? Diay no, que se espere el señor Dolanescu para cobrar”, y reconoció que a propósito aplazó el cumplimiento de algunos trámites, como el pago de las cuotas obrero patronales de la CCSS con tal de aplazar la transferencia del dinero al Juzgado.

“La deuda existe, nadie está diciendo que no, pero una cosa es que la deuda exista y otra cosa es el título ejecutivo que se le gira al señor y sus amigos, que curiosamente son las tres personas que se van del partido”, cuestionó Gamboa.

Además, sostuvo que “entonces qué le digo. Como estamos atrasados con la Caja (Costarricense de Seguro Social (CCSS), el Tribunal no gira. Pues que no gire, pues que no gire, para que el señor no cobre, porque no se vale. No se vale meterse con la comida de personas humildes, y eso fue lo que hizo”, reclamó Gamboa.

Por su parte el TSE confirmó a La Nación que, desde el 17 de noviembre del 2020, existe una orden judicial de embargo sobre “todos aquellos montos aprobados, en aquellas liquidaciones trimestrales por gastos permanentes de capacitación, u organización por gastos de campaña” del Republicano.

Ante esto el diputado Dolanescu manifestó que “esa es la respuesta del secretario general del partido que se refundó en el 2014, inspirados por la agrupación política de Rafael Ángel Calderón Guardia, el gran reformador costarricense, cocreador del capítulo de garantías sociales de nuestra Constitución Política e impulsor del Código de Trabajo”.

“Gamboa es culpable de actuar con gran cinismo al admitir que están utilizando como palanca política su contribución a la seguridad social y al sustento de los empleados del partido por saldar cuentas pendientes con este servidor. Es irónico y de mal gusto que abiertamente acepten que incumplen con los lineamientos del TSE con tal de no pagar deudas adquiridas con personas físicas, incumpliendo los términos de los contratos de préstamo y forzando a acudir al Juzgado de Cobro Especializado para hacer valer nuestros derechos cuando prestamos esos dineros”, aseguró el legislador.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias