OVSICORI mejora capacidad de monitoreo volcánico

Heredia, 6 nov (elmundo.cr) – Los drones y sensores de gases, especialmente adaptados por el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (OVSICORI) de la Universidad Nacional (UNA) y el GasLab del CICANUM de la Universidad de Costa Rica (UCR), han estado tomando datos en volcanes activos que permitirán tener un mejor conocimiento y pronóstico para prever futuras erupciones.

Los expertos del GasLab y el OVSICORI junto a más de 30 investigadores publicaron este mes en la revista científica Science Advances, los resultados de la campaña internacional ABOVE (Observaciones Aéreas de Emisiones Volcánicas) liderada por la Universidad de Cambridge en Inglaterra y realizada en volcanes de Papúa Nueva Guinea, durante el verano del 2019 para medir gases magmáticos en volcanes activos de acceso remoto usando drones y equipo especializado, mejorando así el pronóstico de erupciones volcánicas.

Dichas técnicas avanzadas se han venido aplicando en Costa Rica desde el año 2014 cuando las erupciones de Turrialba impidieron el acceso seguro al cráter.

Los métodos innovadores desarrollados en el volcán Turrialba se aplicaron durante la crisis del volcán Poás en 2017, produciendo una de las pocas series de tiempo de gases en erupciones recolectadas por drones a nivel mundial, y publicado en la revista Geophysical Research Letters en 2019. Es por esto los investigadores fueron invitados a esta nueva misión científica con varios grupos especialistas en el campo.

La investigación de vanguardia realizada en el volcán Manam, en Papúa Nueva Guinea, está mejorando la comprensión de los científicos sobre la forma en que los volcanes contribuyen al ciclo mundial del carbono, que es fundamental para mantener la vida en la Tierra. Las conclusiones del equipo investigador publicadas en Science Advances, muestran por primera vez cómo es posible combinar las mediciones del aire, la tierra y el espacio para aprender más sobre los volcanes más inaccesibles y altamente activos del planeta.

En el proyecto ABOVE participaron especialistas del Reino Unido, EE.UU., Canadá, Italia, Suecia, Alemania, Costa Rica, Nueva Zelanda y Papúa Nueva Guinea, abarcando vulcanología, física, geoquímica e ingeniería aeroespacial.

Combinando las mediciones aéreas in situ con los resultados de los satélites y los sensores remotos terrestres, los investigadores pueden reunir un conjunto de datos mucho más valioso de lo que antes era posible. Esto les permite monitorear los volcanes activos en forma remota.

Estudios previos han demostrado que el volcán Manam está entre los mayores emisores de dióxido de azufre (SO 2 ) del mundo, pero no se sabía nada de su producción de CO 2 . Las emisiones volcánicas de CO 2 son difíciles de medir debido a las altas concentraciones en el ambiente de fondo. Las mediciones necesitan ser recolectadas muy cerca de los respiraderos activos, y en volcanes tan peligrosos e inaccesibles como Manam, los drones son la única manera de obtener muestras de manera eficaz y segura. Sin embargo, los vuelos de drones fuera de línea de vista rara vez se han intentado en entornos volcánicos difíciles.

El cálculo de la relación entre los niveles de azufre y dióxido de carbono en las emisiones de un volcán es fundamental para determinar la probabilidad de que se produzca una erupción, ya que ayuda a los vulcanólogos a establecer la ubicación de su magma. La comprensión de los factores que controlan las emisiones de carbono volcánico en la actualidad, revelará cómo ha cambiado el clima en el pasado y por lo tanto, cómo puede responder en el futuro a los impactos humanos actuales.

“Lo logística para medir gases en la isla volcánica de Manam fue extrema”, afirmó el Dr. Jorge Andrés Díaz, físico de la UCR quien tiene 24 años de trabajar en instrumentación de gases para este campo, “se tardó 4 días para llegar a lugar de mediciones incluyendo 3 vuelos internacionales, 2 locales, un viaje por tierra que atravesó una zona en conflicto entre tribus rivales, un viaje en 3 canoas relativamente pequeñas y finalmente caminar hasta la aldea con todo el equipo a cuestas. Hacer mediciones científicas bajo estas condiciones fue un gran logro tanto humano como científico, y del cual estamos muy orgullosos y agradecidos de haber sido invitados a participar”.

“Todo lo aprendido en ABOVE lo estamos aplicando en nuestros volcanes, para continuar con esta área de estudio que es de suma importancia en un país como el nuestro que tienen muchos volcanes activos. Las restricciones del COVID 19 nos ha detenido un poco este año en esta implementación, pero confiamos en que pronto podremos volver a realizar estas mediciones en Costa Rica” afirma el Dr. Maarten de Moor, vulcanólogo del OVSICORI.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias