Ordenan medidas cautelares contra sospechosos de millonaria evasión de impuestos

Foto: Luis Madrigal / El Mundo CR

San José, 19 dic (elmundo.cr) – La Fiscalía Adjunta de Delitos Económicos, Tributarios, Aduaneros y Propiedad Intelectual consiguió que tres personas, sospechosas de fraude a la hacienda pública, deban cumplir medidas cautelares no privativas de libertad por el plazo de un año, mientras la investigación en su contra continúa.

La petición de la Fiscalía fue acogida por el Juzgado Penal de San José del I Circuito Judicial.

Se trata de dos mujeres, Bolívar Bonilla de nacionalidad venezolana y de Alpízar Madrigal, así como de un abogado apellidado Chaves Berrocal. Por solicitud de la Fiscalía las personas investigadas en esta causa deberán mantener domicilio fijo, no podrán salir del país, deberán entregar el pasaporte y firmar una vez al mes.

Los sospechosos fueron detenidos tras cinco allanamientos dirigidos por la Fiscalía, de los cuales cuatro se realizaron en San José en dos casas, una oficina de un contador (quien tiene pendiente presentarse a la Fiscalía para resolver su situación jurídica) y en la empresa MANURE S.A.; además se realizó otro en la oficina del abogado en San Carlos.

Según los hechos que se investigan, se supone que las mujeres, representantes de la empresa de venta y reparación de celulares MANURE S.A., y el contador , declararon compras por aproximadamente ¢1600 millones y ¢7600 millones de colones, en los períodos del 2014 y 2015, respectivamente.

Sin embargo, de acuerdo con la investigación realizada por el Ministerio de Hacienda, gran parte de las compras reportadas eran injustificadas, ya que no tenían respaldo. Esas compras sin respaldo fueron, para el 2014, de más de ¢270 millones, y para el 2015 de más de ¢7456 millones.

Además, durante la indagación, las autoridades detectaron que los imputados utilizaron los nombres de personas ya fallecidas para simular que eran propietarios de las empresas fantasmas a las que MANURE S.A. habría comprado suministros.

Los fallecidos eran inscritos como contribuyentes, con información de datos personales tomados de la sección de sucesos de un medio de comunicación que publicó los decesos de las personas.

Después del cierre del período fiscal, las personas fallecidas eran desinscritas, presuntamente, gracias a un poder extendido y autenticado por el abogado Chaves.

La causa continúa en investigación bajo el expediente 16-000106-0621-PE.

Últimas noticias