Últimas noticias

Más que mover la cadera: la danza oriental

Noni - Danza - VientrePor Jennifer Heck (dpa)

Berlín (dpa) – Las bailarinas están descalzas y visten atuendos típicos. Algunas llevan falda, otras llevan pantalones. Todas lucen un paño o un cinto alrededor de la cintura.

También Aleyna Tatari lo lleva. Ella tiene seis años y desde hace seis meses va a clases para aprender a bailar la danza del vientre. Su profesora es Laila El Jarad. Su especialidad son las danzas orientales.

Las danzas orientales son originarias de los países árabes. Pero para la típica danza del vientre hace falta más que simplemente mover el vientre, explica Aleyna. «Hay que mover un poco las caderas y también hacer movimientos elegantes con los brazos».

LEA:  Hospital Guápiles logra reducir tiempos de espera en cirugías

Para comenzar, las alumnas se colocan en un círculo. La profesora pone música. Todas observan atentamente a Laila. Ella eleva los brazos con elegancia. «Arriba, arriba, arriba, a rodar con los hombros, a rodar, rodar, rodar, una vez más», exclama al ritmo de la música.

Las niñas siguen al pie de la letra las indicaciones de la maestra. Elevan sus brazos como serpientes encantadas y hacen rodar sus hombros. Luego forman círculos con sus piernas, saltan sobre ambas piernas y sacuden su torso. De este modo calientan sus músculos. Con cada movimiento se escucha el tintineo de las monedas y cuentas que adornan el vestuario de las niñas. Sobre todo cuando ensayan los movimientos rápidos de cadera.

LEA:  Al igual que la Caja las universidades públicas están en un profundo peligro, asegura Undeca

A Aleyna le encantan los movimientos elegantes de la danza oriental. Pero también le gustan la música y el vestuario. «Cuando mi mamá me habló de este curso no me lo quise perder por nada», cuenta Aleyna.

Las niñas se reparten entre los cuatro rincones del salón para iniciar una demostración. Cuando comienza la música, avanzan unas hacia las otras. Al llegar al centro realizan los pasos de la danza oriental.

«Siempre miro hacia adelanta al bailar», explica Aleyna. «Así me observo en el espejo y me doy cuenta de cómo se ve». Laila palmea de vez en cuando el pulso de la música. Eso ayuda a las alumnas a llevar el ritmo.

LEA:  Incofer clama salida de regla fiscal

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias