Los pueblos indígenas son clave en la transformación de los sistemas alimentarios sostenibles

San José, 22 abr (elmundo.cr) – El Programa “Mesoamérica Sin Hambre AMEXCID-FAO”, una iniciativa conjunta de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), junto a la Mesa Nacional Indígena, el Ministerio de Agricultura y Ganadería y el Sistema de las Naciones Unidas, realizaron un diálogo para fortalecer y definir una agenda de trabajo conjunta que incluya el reconocimiento del aporte de los pueblos indígenas en los sistemas alimentarios.

“Este diálogo es una oportunidad para comprender la concepción de los sistemas alimentarios desde la visión de los pueblos indígenas y a partir de este aprendizaje, nosotros como parte del Sistema de Naciones Unidas, y la institucionalidad pública, crear líneas de trabajo conjuntas que respondan a sus necesidades con un enfoque intercultural. Los sistemas alimentarios de los pueblos indígenas contribuyen a ampliar, enriquecer y diversificar nuestra base alimentaria”, comentó Andrea Padilla, representante Asistente de Programas de la FAO en Costa Rica.

Los sistemas alimentarios de los pueblos indígenas están vinculados a sus modos de vida, cosmovisión e identidad, los cuales se han adoptado a los ciclos naturales de los ecosistemas, y resguardan la agrobiodiversidad un elemento fundamental para ampliar la base alimentaria.

“Queremos que respeten y comprendan nuestros conocimientos tradicionales ancestrales, nosotros no queremos perder nuestras tradiciones del buen vivir. Nosotros somos muy espirituales y tenemos amplios conocimientos en medicina, alimentación, la agricultura y la conservación de todos los recursos”, dijo Oldemar Pérez en representación de la Mesa Nacional Indígena.

En el diálogo, también se discutió la necesidad de valorar más su producción y mejorar el acceso a nuevos mercados y medios de vida justos para las comunidades indígenas.

“Es importante trabajar articuladamente con las organizaciones de personas productoras, el Gobierno y las organizaciones no gubernamentales desde la cooperación internacional hasta el sector de turismo local de cada comunidad para poder gestionar y fortalecer los canales de comercialización locales, nacionales e internacionales, esto con el objetivo de visibilizar la gastronomía propia de los pueblos indígenas, valorizar más sus sistemas alimentarios propios de cada pueblo y fomentar sus tradiciones”, aseguró Faviana Scorza, asesora del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

En la actualidad, los pueblos indígenas enfrentan amenazas y desafíos climáticos, cambios en los patrones de producción y consumo en las diferentes comunidades, las invasiones y el limitado acceso a la tierra, todos estos elementos afectan directamente a sus sistemas y a la seguridad alimentaria y nutricional de la población.

Mauricio Mireles, oficial de Políticas para Pueblos Indígenas e Inclusión Social resaltó que los sistemas alimentarios indígenas presentan un enfoque integral resiliente al cambio climático en los cuales se combinan prácticas de manejo territorial para la conservación de la biodiversidad biológica, la producción de alimentos de subsistencia, el cultivo de plantas medicinales, la elaboración de artesanías y la conservación de prácticas socioculturales de orden espiritual.

“Estamos muy orgullosos del Programa Mesoamérica sin hambre, que opera desde el 2015 en Costa Rica, con apoyo del Gobierno de México y la cooperación de AMEXCID. También, vemos importante establecer un diálogo para rescatar la riqueza de las comunidades indígenas, definitivamente hay mucho que aprender de los saberes y prácticas sostenibles de los pueblos indígenas”, comentó Andrea Huerta en representación de la Embajada de México.

¿Qué es un Sistema Alimentario Sostenible?

El sistema alimentario reúne todos los elementos (ambiente, personas, insumos, procesos, infraestructuras, instituciones) y las actividades relacionadas con la producción, el procesamiento, la distribución, la preparación, el consumo de alimentos y los impactos de estas actividades.

Un sistema alimentario sostenible es aquel que suministra una alimentación nutritiva y accesible para todas las personas y en el que la gestión de los recursos naturales preserva los ecosistemas.

Últimas noticias