Leonel Baruch denuncia penalmente a jerarcas de Hacienda por abuso de autoridad y difusión de información falsa

San José, 25 ene (elmundo.cr) – El empresario Leonel Baruch denunció penalmente a jerarcas de Hacienda por abuso de autoridad, difusión de información falsa y suplantación de páginas electrónicas.

La denuncia es contra el ministro de Hacienda Nogui Acosta, el director de la Tributación Mario Ramos y la viceministra de Ingresos Priscila Zamora.

Baruch señaló que «no es propio de un régimen democrático hacer uso de la institucionalidad del Estado ni de los recursos públicos para actuaciones criminales con fines oscuros, que lejos de buscar el bien común, busca atacar a quienes considera sus enemigos».

«Desde mayo de 2022, cuando supuestamente presentaron en Tributación una denuncia “anónima”, he recibido ataques por parte de troles en redes sociales y perfiles de personas afines al Gobierno actual. Estos ataques los he ignorado y entiendo que responden a que soy el presidente de la junta directiva de CRHoy.com, un medio de comunicación independiente que, desde su fundación, hace más de 11 años, no se ha dejado amedrentar por nadie», sostuvo.

El empresario indicó que «los hechos que motivan la denuncia penal que presenté dan muestra de cómo en pocas horas destruyeron la credibilidad de la Dirección General de Tributación, un ente técnico que depende de esa credibilidad para ser efectiva. Años de buen trabajo técnico, basado en la objetividad fue tirado al canasto por su propio director».

«Flaco favor le hizo el señor Ramos, tanto a la ciudadanía como a los cientos de profesionales que trabajan con integridad en esa institución tan relevante, debilitando así la verdadera lucha contra la evasión fiscal. Instrumentalizar la Tributación para destruir adversarios políticos es sin duda un acto criminal, más propio de países como Nicaragua y Venezuela, pero jamás vistos en Costa Rica», aseguró.

Según Baruch «hacer uso de los recursos del Estado para convocar y realizar una conferencia cuyo único objetivo era desinformar, falta a todo el deber de probidad y en la coyuntura actual que atraviesa nuestro país, en donde el desempleo, la pobreza y la desigualdad atormentan en los hogares costarricenses. No es de recibo que las autoridades llamadas a mejorar las condiciones de la gente, utilicen su tiempo en esto y no en promulgar y ejecutar las políticas públicas que necesita Costa Rica».

«El país fue testigo de un intento por afectar reputacionalmente al Banco BCT. Se utilizó el poder para amedrentar y atacar, una vez más, veladamente, la libertad de prensa, sin importar el peligro para quienes directa e indirectamente dependen como inversionistas, ahorrantes, proveedores y clientes poniendo en riesgo múltiples actividades económicas, afectadas ya de por sí por la difícil situación económica. Se puso en peligro el empleo y la estabilidad de hogares y personas. La gravedad de todo ello es que además despierta serias dudas sobre la seguridad jurídica, condición indispensable en las economías exitosas», agregó.

Para Baruch «el pueblo costarricense votó para la solución de los graves problema que le aquejan en educación, salud, vivienda, seguridad y costo de la vida. Es inhumano que se utilice la representación otorgada para venganzas personales, estrategias para acallar a la prensa, disuadir la transparencia y la rendición de cuentas. La democracia es incompatible con los abusos de poder».

«La empresa privada no puede surgir y ser el deseado motor de desarrollo, si desde el poder político se arremete contra su libre ejercicio en apego a la ley y se busca desinformar a la opinión pública. Ya de por sí el entorno económico actual es difícil. La necia insistencia en forzar a la polarización entre la ciudadanía lleva consigo solo pérdidas para el país; nadie gana. Ayer fueron unos, hoy fuimos otros, mañana será cualquiera que siquiera intente disentir. Eso no puede repetirse, debe detenerse, no lo puede sufrir nadie más», añadió.

El empresario enfatizó que «el país no se puede perder entre la arbitrariedad y los excesos en el poder. Está para la unión y el trabajo conjunto. Estos hechos criminales deben llamar la atención de la necesidad de actuar con mayor ahínco en sacar al país adelante, desde la trinchera del ciudadano en la defensa de la libertad, la justicia, la libertad de expresión y de prensa, así como por un ambiente propicio para el desarrollo económico, la generación de empleo, una mejor distribución de la riqueza, el combate contra la corrupción, el fortalecimiento de la seguridad ciudadana, el ambiente y los Derechos Humanos».

«Ese deberá seguir siendo el norte de nuestra democracia y quienes en ella creemos. Costa Rica debe volver a ser ejemplo para el mundo de práctica democrática y respeto a los derechos individuales dentro de una sociedad más inclusiva y menos desigual», concluyó.

Comentarios

comentarios.



Acerca de Yamileth Angulo 4461 Artículos
Antropóloga y comunicadora social, tiene una Maestría Académica en la Universidad de Costa Rica. Cofundadora del primer diario digital costarricense (elpais.cr), donde trabajó como directora de Edición por siete años, directora de politico.cr. Fundadora y directora de EL MUNDO CR.