Larissa Arroyo: El femicidio es la expresión más dura del machismo

» Según dicho reporte, la joven asesinada de 19 años mantenía una “relación libre” con Arce, quien era mayor que ella aproximadamente 25 años.

Redacción, 30 oct(elmundo.cr)- Según informó esta madrugada la prensa nacional, ocurrió un femicidio durante el domingo, donde un hombre identificado como Pedro Arce, quien ejercía como director de Tránsito de la zona, habría disparado contra su pareja sentimental tras fuertes discusiones respecto a temas pasionales y posteriormente se quitó la vida.

Dicho reporte indica que la joven asesinada de 19 años mantenía una “relación libre” con Arce, quien era mayor que ella aproximadamente 30 años.

En entrevista exclusiva con EL MUNDO, Larissa Arroyo, abogada y especialista en derechos humanos, arroja luz sobre las particularidades de este caso.

La reacción en las redes sociales tiende a llamar culpable de su suerte a la víctima. ¿Qué cree de esto?

“La violencia sexual a niñas y adolescentes ha sido naturalizada y de ahí la dificultad para visualizar el acoso sexual callejero como algo negativo, como algo que no debería hacerse. El femicidio es la expresión más dura del machismo, de ese sexismo, de esa misoginia que es nuestra sociedad. Esto es un femicidio, no es un homicidio común y corriente”.

¿Tienen responsabilidad otros actores además de la joven asesinada y el asesino?

“La infidelidad nunca justificará un femicidio, para justificar un asesinato de una persona. El femicida es un agente estatal que además era jefe policial de San Carlos. Considerar también la responsabilidad que tenía la familia, el vecindario, pero también los compañeros de trabajo de él, debido a las dos causas pendientes que tenía, y no prosperaron”.

¿Qué tan comunes son estos casos lamentables en la sociedad costarricense actual?

“Una preocupación grande es que hablan del femicida como un enfermo, pero es que desgraciadamente en la sociedad en que vivimos, el acoso callejero en general no lo ejercen enfermos, sino hombres con quien compartimos nuestra cotidianidad, a quien queremos. El padre, el hermano, el vecino, y de ahí es de donde vienen muchos testimonios de gente que se pregunta cómo llegó a pasar esto. Ahí tenemos que considerar que la lucha contra la violencia hacia la mujer subsiste a partir de roles, de estereotipos de géneros, de expectativas,  tanto para hombres o para mujeres, que naturalizan este tipo de conductas”.

¿Faltan acciones concretas, políticas públicas que ataquen esta situación?

“Más allá de lo jurídico es absolutamente reprochable que un hombre que tuviera 56 años tuviera una relación con una niña de 19 años, y digo niña porque era una adolescente y precisamente es algo que hay que considerar era una relación de poder entre una niña y de un hombre llegando prácticamente a ser adulto mayor”.

“Este femicidio claramente nos deja qué es lo que la sociedad pero sobre todo el estado costarricense está haciendo para cumplir con su deber de prevenir sobre todo la violencia en contra de las mujeres pero también para investigar y sancionar”.

Algunas reacciones de individuos en la redes señalan a la víctima como culpable de su suerte:

Según el Inamu, en 2016, se registraron 26 femicidios, de los cuales 11 fueron por Ley de Penalización de Violencia contra la Mujer (artículo 21) y 15 por convención de Belén do Para (conocido como femicidio ampliado), mientras que hasta esta fecha del 2017 se contabilizan 19, 10 por artículo 21 y 9  ampliados.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias