ELECCIONES 2018

Rodolfo Piza, el salvavidas del PUSC

» Piza se presenta a sí mismo como una persona constante y perseverante

» Utiliza un vocabulario muy técnico, lo que vuelve complicado entenderlo y sus expresiones están llenas de rigidez.

Foto: Luis Manuel Madrigal / El Mundo CR
Foto: Luis Manuel Madrigal / El Mundo CR

San José, 15 ago (elmundo.cr) – El exmagistrado suplente de la Corte Suprema de Justicia y expresidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social, Rodolfo Piza aspira a alcanzar la Presidencia de la República con el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), tras ganar la convención de la agrupación ante el diputado Rafael Ortiz.

Piza se ubica de segundo en las encuestas de intención de voto a seis meses de las elecciones generales, donde se escogerá al sucesor de Luis Guillermo Solís.

Como parte de la cobertura especial sobre esos comicios, la Unidad de Investigación en Psicología Política de OPol Consultores desarrolló, a solicitud de EL MUNDO, un análisis sobre la imagen que los candidatos presidenciales están vendiendo a los electores.

En esta primera entrega, los resultados están basados en impresiones políticas y sociales en la población, características personales, perfiles psicológicos, comportamiento ante la prensa y un análisis de sus fortalezas y debilidades. Los resultados de dicho análisis serán actualizados cada quince días, con el fin de que la población costarricense pueda ver la evolución de cada uno de los aspirantes a la Presidencia conforme se desarrollan los debates y se acercan los comicios.

Piza, abogado de 58 años de edad, es de acuerdo con el estudio un candidato “maduro” que se presenta a sí mismo como una persona constante y perseverante, al tomar el rumbo de la candidatura presidencial del PUSC en la campaña del 2014, luego de que el Dr. Rodolfo Hernández renunciara a la misma.

El socialcristiano también se muestra ante la gente como una persona ingeniosa y creativa, sin embargo es serio y dominante en su discurso.

Entre las debilidades encontradas al candidato se encuentra el hecho de que utiliza un vocabulario muy técnico, lo que vuelve complicado entenderlo y sus expresiones están llenas de rigidez. Asimismo, aunque muestra tener conocimiento de las necesidades de la población costarricense, no manifiesta empatía y/o cordialidad en el trato hacia la gente.

Por otro lado, el candidato del PUSC, como representante de uno de los partidos tradicionales en el país, aboga por los valores de “la Costa Rica de antaño” por lo que las personas que se identifican con él son en su mayoría adultos y adultos mayores. Ello implica que Piza no es popular entre los sectores jóvenes ni tampoco en quienes son progresistas en derechos humanos.

Finalmente, aunque se expresa “con mucha confianza en sí mismo, en su partido y equipo de trabajo”, Piza -de acuerdo con el análisis- se ve perjudicado por haber colaborado con el Movimiento Libertario y tener tendencias liberales no bien recibidas por el ala socialcristiana dura del PUSC, lo que ocasionó, inclusive, la división interna del partido entre el ala liberal y el ala calderonista que originó el surgimiento del Partido Republicano Social Cristiano.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias