Fracción Unidad impulsará fuertes recortes en consultoría y alquileres al presupuesto 2021

San José, 16 oct (elmundo.cr) – La fracción del Partido Unidad Social Cristiana aseguró que impulsan fuertes recortes en consultorías y alquileres al Presupuesto 2021.

Lo anterior, en virtud de la disminución de ingresos corrientes que viene experimentando el Gobierno de la República, a partir de la crisis sanitaria generada por la pandemia mundial atribuida al virus denominado COVID-19.

Los diputados socialcristianos Pablo Heriberto Abarca, Rodolfo Peña y la diputada María Inés Solís, presentaron mociones al expediente N°22174 “Ley de presupuesto ordinario y extraordinario de la República para el ejercicio 2021”.

El jefe de fracción del PUSC, Rodolfo Peña, afirmó que el PUSC “buscará recortar en consultorías y en alquileres en el Presupuesto 2021 mediante la aplicación de normas de ejecución en esos rubros. De esta manera se prohibirán extender contratos de consultorías existentes, adicionales y todos los que se tengan previstos durante el año 2021”.

“Con respecto al pago de alquileres, se obligaría a renegociar contratos, con una baja de un 30%”, indicó.

Para el legislador no es momento para que el país siga gastando en contrataciones millonarias de consultorías, teniendo profesionales de alta valía en la función pública, tampoco es conveniente que se continúe pagando por contratos de alquileres millonarios sin antes renegociarse; lo cual significaría un importante ahorro para el Estado.

Además, Peña señaló que han presentado mociones para recortar en cada institución, gastos en el pago de horas extras, viajes y viáticos, alimentos y bebidas, actos protocolarios, organización de eventos, entre otros.

Los socialcristianos destacaron que esto no afectará programas sociales, ni la operatividad de instituciones públicas, por el contrario, permitirán un ahorro de miles de millones, necesario y urgente en una coyuntura tan compleja como la que atraviesa el país.

El diputado Pablo Heriberto Abarca acotó que “el país tiene una crisis económica antes de la pandemia y se ha agravado con el COVID 19, por lo tanto, es indispensable que se tomen decisiones fuertes en cuanto al tema de alquileres para hacer una reducción sustancial de ese rubro”.

“Es importante también que se utilice el personal de las diferentes instituciones para sacar adelante las consultorías y ahorrarnos ese dinero como Estado. En este momento urge un recorte verdadero del gasto, de esta manera esperaría que esas normas presupuestarias ahorren muchísimo dinero que finalmente sería más deuda para Costa Rica”, manifestó el congresista.

Por su parte, la diputada María Inés Solís aseveró que “llegó el momento de socarse la faja, y si el Ejecutivo no lo hace, desde la Comisión de Asuntos Hacendarios lo haremos”.

La legisladora presentó alrededor de 20 mociones que recortan 150 mil millones. 94 mil millones que se financiaban con ingresos corrientes se han destinado a amortizar deuda y 56 mil millones que se financiaban con deuda se recortaron de lo que se debía de emitir para el 2021, representando así un ahorro para el país.

“Se hicieron especialmente en partidas como alquileres, viajes y viáticos, tanto al exterior como en el interior del país, publicidad, protocolo, horas extra, entre otros”, agregó.

Finalmente, la diputada Solís sentenció que “no podemos seguir con un aparato estatal gigantesco, que absorba los recursos de una manera ineficiente. Es momento de actuar y poner las finanzas públicas en orden”.

Últimas noticias