Feinzaig: Interesantísimo que la izquierda esté tan preocupada por lo que hago, digo o dónde aparezco

San José, 14 oct (elmundo.cr) – El economista, político y presidente del Partido Liberal Progresista, Eliecer Feinzaig, manifestó su molestia ante las declaraciones del secretario general del Frente Amplio, Antonio Ortega.

Ortega criticó al político y aseguró que «los llamados liberales tienen un amor de clóset por el ultra conservadurismo fascistoide».

Los llamados liberales tienen un amor de closet por el ultraconservadurismo, asegura secretario general del Frente Amplio

Feinzaig explicó que “el lunes fui invitado, como muchas veces antes, a participar en el programa Vecinos, conducido por Fabricio Alvarado y Francisco Prendas. Inmediatamente se desató en redes sociales (Twitter, más que nada) una campaña de mentiras para caracterizar ese evento como algo que no fue”.

Además, recalcó “que los secretarios generales de dos partidos de izquierda (Frente Amplio y Vamos) hayan lanzado los primeros tuits de manera casi simultánea, apunta a que la campaña es orquestada. Interesantísimo que la izquierda esté tan preocupada por lo que hago, digo o dónde aparezco”.

“A nadie debo explicaciones de por qué hablo con quien hablo. En democracia, el diálogo entre actores políticos es fundamental. Sobre todo, con quienes piensan distinto. El día que lleguemos a gobernar, será necesaria una buena comunicación con la oposición. Toda la oposición”, agregó.

El político indicó que “cuando participé hace 15 días en un programa en canal UCR junto con el economista Jonathan Acuña, asesor de  José María Villalta, nadie lo acusó de neoliberal por hablar conmigo. Tal vez debería el secretario general de Frente Amplio proponer un juicio sumario al camarada Jonathan”.

De igual manera, afirmó que “cuentan quienes estuvieron presentes en esa grabación, que al final del programa me acerqué a Jonathan, tuvimos una conversación amena, e incluso le di mi teléfono y le dije que me interesa conversar con su jefe José María Villalta. ¿Por qué? Porque creo fervientemente en la importancia de conversar con quienes piensan distinto de uno”.

“Porque creo que la democracia costarricense necesita más diálogo y menos acrimonia. Porque creo que para discrepar cara a cara hay que ser más valiente que para hacerlo en RRSS”, añadió.

El presidente del Partido Liberal Progresista recalcó que “cuando participé en otro programa en Canal UCR con Sofía Guillén, también economista frenteamplista, tampoco me acusaron de socialista. Cuando he debatido en múltiples instancias con Luis Paulino Vargas Solís, otro economista frenteamplista, no me convertí en comunista”.

“He conversado en múltiples ocasiones con Maggie Will, presidenta del partido Vamos, y hasta nos hemos echado unos tapis juntos. Pero nunca vi a su secretario general satanizándome por ello, ni mucho menos acusando a Margarita de liberal, neoliberal o fascista. Participé en un debate con Albino Vargas y no soy sindicalista, ni mucho menos apoyo, refrendo, condono o valido las tácticas antidemocráticas y violentas de su “democracia de la calle”. Tampoco nadie me acusó de sindicalista en ese momento”, insistió.

Aseveró que “una vez viajé a Chile con Leonardo Garnier para participar en un congreso de la Cepal, y no me hice socialdemócrata ni cepalino. Es más, ni siquiera me hice amigo del señor, como resulta evidente para quienes nos siguen. Otra vez participé en un debate en la UCR con el Prof. Roberto Ayala, trotskista confeso, y no me hice trosko ni fui acusado de semejante estupidez. He participado en programas con Leiner Vargas, y tampoco soy lo que sea el arroz con mango que él se tiene en su cabeza”.

“He conversado con Pedro Muñoz y no soy socialcristiano, con Oscar Arias y no soy liberacionista (ni expresidente), con Ottón Solis y no soy del PAC, con Pilar Cisneros y no soy periodista y participé en La Hora del Taxista y no soy taxista”, insistió.

Feinzaig enfatizó en que “ya déjense de ridiculeces. Participé en un programa dirigido por dos personas con las que tengo muchas diferencias, pero que, a diferencia de quienes quieren satanizar el diálogo, tienen la hidalguía de invitarme a sabiendas de que les voy a llevar la contraria. Y lo he hecho -llevarles la contraria- en todas las ocasiones en que me han invitado. En una hasta critiqué duramente alguna postura -no recuerdo cuál- que habían asumido los diputados de Nueva República en la Asamblea. El diálogo franco y respetuoso permite eso”.

Asimismo, expresó que su “participación en ese o cualquier otro programa o debate no implica apoyo a lo que sea que piense o crea mi interlocutor o entrevistador. He sido entrevistado por René Barboza y no tengo la menor idea de qué piensa el Sr. Barboza acerca de la mayoría de las cosas”.

Para Feinzaig “a Prendas y Alvarado los acusan de fascistas por algunas de las cosas que defienden (y que no comparto), y ahora a mí me acusan de fascista por asociación. No se dan cuenta de que los verdaderos fascistas son quienes quieren impedir el diálogo con quienes piensan diferente”.

El político aseguró que “fascista es quien quiere imponer el pensamiento único, la corrección política, la homogeneización del discurso. Fascista es quien excluye del debate público a un segmento poblacional por considerarlo inferior, y sataniza a quien dignifica la democracia mediante el diálogo”.

“Y no: no he conversado de formar coalición con ningún representante de Nueva República, ni me interesa. No creo en meter la religión en la política, y ellos no conciben otra forma de hacerlo. Así que, cada uno en su casa, y Dios en la de todos (los que lo quieran invitar)”, concluyó.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias