Dota, Nandayure, Hojancha, Montes de Oro y Nicoya con tasas más altas de mortalidad por Parkinson

San José, 21 mar (elmundo.cr) – Los cantones de Dota, Nandayure, Hojancha, Montes de Oro y Nicoya, son los que presentan las más altas tasas de mortalidad a causa de la enfermedad del Parkinson.

Según se revela en la tesis “Aspectos epidemiológicos de la enfermedad de Parkinson en Costa Rica con énfasis en su distribución geográfica por conglomerados de los años 2009 al 2013”, elaborada por David Corrales Muñoz, con la cual obtuvo el grado de licenciatura en Medicina y Cirugía de la Universidad Hispanoamericana (UH), en mayo del 2016.

El estudio revela que entre el 2009 al 2013, la enfermedad de Parkinson causó el fallecimiento de 315 costarricenses entre los 50 a 70 años y más. El principal grupo son los varones con un total de 185 muertes, mientras que las mujeres registraron 130 decesos.

“Se puede apreciar que el patrón de la evolución de la mortalidad es distinto entre un sexo y el otro. Este es menos constante en las mujeres que en los hombres. Como se puede observar, la tasa de mortalidad más elevada en el sexo masculino ocurrió en el año 2011, con aproximadamente 5,6 muertes por cien mil habitantes. En el caso, las mujeres ocuparon la tasa más alta en el año 2010, con 4,3 decesos por cien mil habitantes”, menciona Corrales en su investigación.

A nivel de grupos por edad, la investigación arrojó un dato importante que contrasta con ser uno de los países con una alta esperanza de vida. Las principales tasas de mortalidad se presentan en adultos de 70 años y más. Sin que esto se interprete que la enfermedad y su mortalidad es exclusiva de este grupo. La investigación analiza datos a partir de los 50 años.

A nivel nacional, las zonas que presentaron las tasas de mortalidad más altas por EP fueron: Pacífico Central, Región Chorotega y la Región Huerta Norte.

Región Tasa promedio de mortalidad por cada cien mil habitantes
Pacífico Central 6.3
Chorotega 6.1
Central 4.2
Huetar Norte 3.8
Brunca 3.8
Huetar Atlántica 1.8

 

Al comparar la tasa de mortalidad de las regiones por año se encontró que Chorotega, Huetar Norte y Pacífico alcanzaron las cifras más altas de mortalidad, pero en periodos diferentes.

Región Año Tasa de mortalidad por cada cien mil habitantes
Chorotega 2009 11.3
Huetar Norte 2011 9.6
Pacífico Central 2010 8.7
Brunca 2010 5.9
Central 2010 4.9
Huetar Atlántica 2010 3.4

 

En el siguiente mapa se puede apreciar como el Parkinson afecta a los costarricenses en niveles altos, medios y bajos. Para Corrales es preocupante encontrar como en los cantones pertenecientes a la zona de Guanacaste, en especial la península de Nicoya y el litoral son los más vulnerables a las muertes por la enfermedad.

“Un caso muy particular es el identificado específicamente en la zona de la península de Nicoya y los cantones cercanos a esta, porque se evidencian conglomerados de cantones con tasas de mortalidad por EP muy altas. Se observan cantones como Nicoya con 50,1 muertes por cien mil habitantes; Hojancha, con 77,3 muertes por cien mil habitantes; Nandayure, con 77,7 muertes por cien mil habitantes y cercanos a estos hay otros cantones como Montes de Oro con 66,5 muertes por cien mil habitantes; Puntarenas, con 30,4 muertes por cien mil habitantes y Esparza, con 26,7 muertes por cien mil habitantes. Todos estos se encuentran cercanos a la zona que comprende el golfo de Nicoya” recalcó el investigador.

“También, se pueden observar otros cantones, no tan agrupados como los casos anteriores, en donde las tasas de mortalidad por EP son preocupantes. Estos son cantones como Aguirre con una tasa de mortalidad por EP de 35,6 muertes por cien mil habitantes; Acosta, con 44,5 muertes por cien mil habitantes; Upala, con 48,0 muertes por cien mil habitantes, y Dota, el cantón con la tasa más elevada de todo el país, con 85,0 muertes por cien mil habitantes”.

En la siguiente tabla se comparan los cantones con las tasas de mortalidad más altas versus las más bajas.

CANTONES CON ALTAS TASAS DE MORTALIDAD POR EP CANTONES CON BAJAS TASAS DE MORTALIDAD POR EP
1.Dota 1.Pococí
2.Nandayure 2.Siquirres
3.Hojancha 3.Turrialba
4.Montes de Oro 4.Matina
5.Nicoya 5.Limón

 

“La justificación en concreto que explique tal comportamiento aún no está clara, porque existen un sinnúmero de variables que podrían teóricamente explicar porque zonas como la Atlántica tiene tasas tan bajas, incluso de cero, de mortalidad por Parkinson, o bien, podrían crearse teorías que pudiesen clarificar porque la zona más afectada con muertes por EP es particularmente la que rodea el golfo de Nicoya; pero, en concreto, no existen en la actualidad estudios que puedan demostrar este comportamiento” detalló Corrales.

En relación con la baja mortalidad de la zona Atlántica, la Organización Mundial de la Salud ha señalado que los afrocaribeños son los menos afectados por esta patología.

Otro aspecto importante, que podría explicar tales tasas de mortalidad por EP, consiste en que, particularmente, en este sitio la mayoría de los cantones confluyen en el golfo de Nicoya.

En esta zona los alimentos consumidos por los pobladores son provenientes de la pesca en este golfo. Dicho lugar es conocido por los niveles muy altos de contaminación.

Corrales señala que “se han identificado múltiples vertederos de basura y ríos que desembocan en este lugar que están sumamente contaminados, esto sin lugar a duda tiene gran significancia, porque hace poco tiempo se identificaron ciertos pozos de agua, que por años han abastecido a comunidades vecinas de Guanacaste, contaminados con elevadas cantidades de arsénico”.

“Cuando el cuerpo humano se expone a ese metal de manera crónica, ocurren graves efectos secundarios a nivel del sistema nervioso central y causa hormigueos, entumecimientos, temblor, parálisis, etc. Otro metal presente en la carne de mariscos y peces de gran tamaño, debido a la alta contaminación del agua, es el mercurio, cuya intoxicación crónica causa múltiples afecciones del sistema nervioso central y causa síntomas como depresión, temblor, entre otros. Estas características denotan otro factor de suma importancia que podría explicar esta tendencia de tasas de mortalidad por Parkinson tan elevadas en estos cantones” insistió el investigador.

Ante estos datos, Corrales plantea al Estado la urgencia en planificar e invertir en acciones a corto y largo plazo. Primeramente, desarrollar proyectos e investigaciones sobre la enfermedad y los factores de riesgo en las zonas con las tasas de mortalidad más elevadas y conocer los aspectos de prevención en las regiones con las cifras más bajas.

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) debe implementar programas orientados a la detección precoz de la EP con el fin de brindar un abordaje temprano y adecuado a los pacientes que padecen dicha patología, agregó.

Por último, Corrales insta a las autoridades del Ministerio de Salud informar a la población general acerca de los factores de riesgo que podrían causar la EP y sus manifestaciones clínicas mediante el uso de los medios de comunicación masiva y de estrategias de promoción locales de la salud.  Y desarrollar investigaciones de los posibles factores a los que se atribuye la disminución en la tasa de mortalidad por EP a nivel nacional en los últimos años con el fin de implementar estrategias para fortalecerlos.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias