Designación de Silvia Sánchez como vicepresidenta de la Asamblea queda anulada por inconstitucional

San José, 1 may (elmundo.cr) – La diputada Silvia Sánchez del Partido Liberación Nacional no podrá ser designada como vicepresidenta de la Asamblea Legislativa, por no tener 30 años de edad.

Así se desprende de una lectura de los artículos 115 y 131 de la Constitución Política de Costa Rica.

Sánchez tiene 28 años de edad, dos menos de los establecidos como requisito para poder aspirar a la Presidencia de la Asamblea Legislativa, ya que el artículo 115 establece que tanto el Presidente como el vicepresidente del Congreso deben cumplir con los mismos requisitos para ser Presidente de la República, establecidos en el artículo 131 de la Carta Magna.

La legisladora verdiblanca, la más joven de este periodo constitucional, no cumple con el tercero de los requisitos: tener treinta años de edad o más, según se pudo constatar en la base en línea del Servicio Civil al consultar su número de cédula.

Tras conocerse estos hechos, Sánchez dijo que renunciará a su designación, a pesar de que aún no ha sido juramentada.

Antonio Álvarez, aún Presidente de la Asamblea Legislativa confirmó que la designación de Sánchez está viciada de nulidad y por ello, la selección de la verdiblanca no es posible. De seguido, declaró un receso de 30 minutos para definir el procedimiento a seguir.

Mario Redondo y Otto Guevara sostuvieron la tesis de que los votos entregados a Silvia Sánchez deben ser dirigidos ahora a la diputada Natalia Diaz, de modo que ella sea la nueva vicepresidenta, al haber sido la segunda candidata más votada.

Sin embargo, Álvarez sostiene que él ya declaró que el proceso estaba viciado y que ordenó una nueva votación, sin que ningún congresista apelara su decisión. De seguido, un bloque de 20 diputados del Partido Acción Ciudadana, Frente Amplio, Unidad Social Cristiana y Movimientos Libertarios abandonaron el Salón de Sesiones, dejando la Cámara de Diputados con solo 37 congresistas, uno menos de la cifra requerida para poder mantener la sesión.

Una vez pasada la lista donde se determinó quienes se retiraron y quienes se mantuvieron, los inconformes dijeron a la prensa que la actuación de Álvarez es arbitraria y que lo ocurrido marca un mal empiezo para el nuevo directorio, al tiempo que amenazaron con elevar el reclamo a la Sala Constitucional.

Antonio Álvarez afirma que su decisión de repetir la votación tras haber anulado la anterior, fue consultada con asesores legales del Congreso ajenos a él y que está dispuesto a que el tema se dirima en estrados judiciales, donde anteriormente algunas de sus decisiones han sido impugnadas y siempre le han dado la razón.

Al haberse roto el quórum, el nuevo directorio no fue juramentado. Eso implica que la renuncia de Antonio Álvarez y su sustitución por Maureen Fallas aún no se hace efectiva, así como que el Presidente Luis Guillermo Solís no podrá dar su mensaje mañana, al carecer del órgano legislativo superior debidamente conformado.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias