Desafíos para la educación superior en este 2023

San José, 22 ene (elmundo.cr) – Las universidades privadas han atravesado una serie de cambios en la manera de brindar sus servicios, luego del duro golpe de la pandemia, la forma de impartir las lecciones dio un giro de 180 grados, los directores académicos, docentes y los mismos estudiantes se enfrentaron a varios desafíos que aún siguen presentes.

Estos cambios aunados a las nuevas tendencias educativas crean un verdadero reto para la adaptación de las universidades en sus diferentes ámbitos como, ajustes en el sistema, mejora en estructura y funcionamiento e innovación, con el objetivo de cumplir con las exigencias actuales.

Hace dos años con la llegada de la Covid-19 el principal desafío para la educación superior fue encontrar la mejor vía para la adaptabilidad de los estudiantes, docentes, y todos los actores del proceso educativo a una virtualidad, no solo desde el proceso de enseñanza, sino también de interacción social, además de elegir las mejores herramientas y metodologías para enfrentar el cambio obligado.

Máximo Sequeira, rector de la Universidad Internacional de las Américas (UIA), habló acerca de la experiencia que atravesó en ese momento como primera autoridad ejecutiva de una de las universidades privadas con más años de trayectoria en el país.

Entre los ajustes más importantes que realizó la institución estuvo la adaptación de los medios de atención a las necesidades académicas de la universidad, tanto hacia los estudiantes como docentes, lo que conllevó al cambio en el número de personal administrativo y las herramientas para la atención de esas necesidades.

El mundo de la educación superior se vio obligada a ajustaron los sistemas de educación tradicional que suponían aspectos como: el trabajo presencial, la interacción física y la evaluación práctica, por nuevos métodos de enseñanza.

Algunos de estos cambios llegaron para quedarse como las clases virtuales alternadas con las híbridas, además de otras mejoras en tecnología, ajustes en los programas de estudio y capacitación al recurso humano en beneficio del estudiantado, siendo parte de la oferta de servicios para el 2023.

“El principal desafío que tuvo la educación híbrida fue encontrar los puntos de equilibrio de tal manera que el estudiante pudiera obtener el mismo resultado en su aprendizaje, en ese sentido es importante el análisis de los elementos de modo, tiempo y lugar para crear un equilibrio entre ellos y que el educando pueda manejarlos de la mejor manera. Desde el inicio del fenómeno de la pandemia la UIA trabajó intensa y progresivamente en la capacitación de nuestros docentes para sacar el mayor provecho a las herramientas tecnológicas, proceso que aún continuamos mejorando día a día”, señaló el rector.

La calidad de la enseñanza debe prevalecer por encima de cualquier cosa, para mantener esa eficacia es importante que la Institución tenga una visión investigadora, adaptable y sobre todo humanista.

El especialista en derecho y educación superior indicó que, aunque la forma de enseñanza sea diferente, la calidad va a depender de la capacidad del docente para poder obtener de la virtualidad un resultado idóneo y hasta podría ser ésta una mejor forma de enseñanza por su versatilidad.

Según las proyecciones analizadas por el Rector para el 2023, algunos aspectos importantes a considerar para continuar mejorando la experiencia y calidad educativa en las universidades son: mejora continua en planes de estudio, nuevos procesos de acreditación, innovación educativa, carreras en tendencia, las técnicas y de actualización profesional, bajo la nueva modalidad.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias