Últimas noticias

David Segura sobre personas trans: es una patología o trastorno psicológico

» El legislador también se opone a que los tratamientos hormonales y cirugías para personas trans sean financiados por el Estado. 

San José, 22 ago (elmundo.cr) – El diputado de Nueva República, David Segura, señaló que “los costarricenses están hartos de la enseñanza de la ideología de género en las escuelas y colegios”.

“Están hartos de los baños colectivos para niños y niñas, están hartos de imposición de grupos izquierda sobre sus ideas progres de identidad y autopercepción sexual. Están hartos de que este tema se cobije bajo el paragua de los derechos humanos y ocupe un lugar prioritario en la agenda política y legislativa. Están hartos de que se victimice a la población trans, LGTBI y todos los géneros nuevos que se les ocurren cada día. Están hartos de que se quiera confundir a los niños diciéndoles que el sexo biológico se borra con una operación o tratamiento de hormonas. Los niños tienen derecho a la verdad científica”, agregó.

LEA:  Intentan hackear sistemas del Ministerio de Justicia y Paz, JPS y Recope

Segura insistió en que “nadie puede elegir su sexo, porque este viene determinado desde el momento de la fecundación. El sexo no se le asigna a una persona cuando nace, ya está genéticamente determinado desde el inicio de la vida que es en el momento de la fertilización”.

“Por muchas hormonas y bloqueadores hormonales que le suministren a un ser humano para satisfacer sus caprichos sexuales o autopercepción, este va a seguir siendo hasta el fin de sus días lo que biológica y genéticamente fue desde el día que se concibió: hombre o mujer”, sostuvo.

El diputado recalcó que “no hay un tercer sexo. Eso es falso. El ser humano es binario con el propósito de la reproducción de la especie. Lo que se sale de esa norma binaria sexual son desviaciones medicamente identificables y reconocidas como Trastornos del Diseño Humano. Son alteraciones genéticas, muy raras, por cierto”.

LEA:  Rosalía Brown presenta proyecto para legalizar y regular el servicio de los Tuk tuk

“Tener una autopercepción contraria al sexo y querer cambiarlo a costa de la salud y la propia vida, es una patología o trastorno psicológico. Y si no es así, que alguien me explique entonces, por qué el sistema de salud costarricense tendría que destinar recursos para la atención de algo que no es una enfermedad, sino un capricho puramente estético”, aseguró.

Para el legislador “los promotores de la ideología de género y la Ley Trans, nos quieren convencer de que no hay patologías en este tema, entonces mi pregunta es, ¿cómo se atreven a pretender que los costarricenses paguemos de nuestros bolsillos tratamientos de hormonas, cirugías e incluso remoción de vello, para algo que no es problema de salud o enfermedad?”.

LEA:  Programa Go STEAM de Intel y MEP busca que estudiantes aprendan sobre electrónica y programación

“Hacerles creer a los niños que una vida de suplantación química y quirúrgica de cambio de sexo es normal y saludable, es un abuso infantil. Más preocupante aún es que se quiera usar el sistema de educativo de un país para impulsar estas ideas y que incluso en el ámbito legal, se diseñen políticas públicas dirigidas a normalizar algo que no lo es: operaciones y hormonas carcinógenas y tóxicas para cambios de sexo en niños”, concluyó.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias