Costa Rica procura mejorar cuantificación y optimización de las emisiones de metano en el sector ganadero

San José, 29 may (elmundo.cr) – Representantes del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA), organizaciones de personas productoras, el sector privado, la academia y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), así como otras organizaciones de apoyo, compartieron lecciones aprendidas e identificaron oportunidades para abordar la investigación de emisiones de metano en el sector ganadero.

Actualmente, los sistemas de producción ganaderos buscan integrar prácticas que favorecen la resiliencia, la sostenibilidad y competitividad de la producción, mediante un manejo amigable con el medio ambiente como lo es la NAMA Ganadería.

“En Costa Rica, la implementación de la Política de Ganadería Sostenible y su brazo ejecutor en campo la NAMA Ganadería, ha dado como resultado más de 2.400 fincas ganaderas acompañadas técnicamente por el MAG y que aplican prácticas de adaptación al cambio climático y disminuyen sus emisiones, privando siempre el aumento en la rentabilidad de la finca y la mejora en sus índices productivos, lo cual nos convierte en un referente a nivel mundial en cuanto a producción ganadera sostenible y responsable”, dijo el viceministro de Agricultura y Ganadería, Fernando Vargas Pérez.

En Costa Rica, el sector ganadero representa una de las principales actividades socioeconómicas, además, el sector brinda servicios ecosistémicos y abastece al consumidor nacional de carne y derivados lácteos. Por otro lado, la ganadería tiene un rol importante en las emisiones y remociones de los Gases de Efecto Invernadero (GEI).

“Es muy importante continuar promoviendo un manejo integrado de los recursos productivos, mediante la innovación tecnológica, la protección y la restauración de ecosistemas, con el propósito de disminuir las emisiones, y a su vez responder a la demanda por alimentos sanos e inocuos, mejorando los medios de vida y los ingresos de las personas productoras”, comentó Andrea Padilla, representante asistente de Programas de la FAO en Costa Rica.

El taller se realizó con el apoyo del MAG, el INTA, el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y la FAO en el marco del proyecto EP/INT/431/UEP sobre “Creación de un ambiente favorable para mejorar la ambición y acción climática a través del desarrollo de capacidad institucionales” financiado por la Coalición Clima y Aire Limpio (CCAC).

“Desde la CCAC quisiera subrayar los desafíos que estamos abordando en nuestro trabajo, la importancia de reducir el metano y reconocer que es nuestra mejor oportunidad para reducir el calentamiento a corto plazo. Esto tiene que ocurrir también con una descarbonización profunda y como parte de los objetivos más amplios de los sistemas alimentarios sostenibles. Para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París, de limitar el calentamiento global muy por debajo de 2 C y preferiblemente 1.5 C, necesitamos una acción decisiva en la descarbonización del sector y un esfuerzo para reducir los contaminantes climáticos de vida corta como el metano”, aseguró Catalina Etcheverry, gerente de proyectos de la Coalición Clima y Aire Limpio.

Como resultado del taller se identificó la necesidad de generar un espacio de articulación interinstitucional para direccionar la investigación de metano de origen ganadero en el mediano plazo.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias