Costa Rica perdió 600.000 hectáreas de bosque maduro entre 1987 y 2013

bosque-deforestacion-arboles

San José, 15 nov (elmundo.cr) – El Vigesimosegundo Informe Estado de la Nación señala que, pese a la amplia cobertura boscosa del país (52,4%), se reportan pérdidas arbóreas en áreas específicas, en particular el bosque maduro.

La cobertura del bosque maduro disminuyó en alrededor de 600.000 hectáreas entre 1987 y 2013. Además, la tasa de deforestación en el período 2001-2011 fue de 4%, mientras que un 37% del bosque fue catalogado como no estable.

Además se estimó la degradación en las áreas que en el año 2000 estaban cubiertas por bosque y que en 2012 mantenían esa condición. Los resultados indican que el 90,2% de esta área (2.793.603 hectáreas) es bosque no degradado, un 8,5% está levemente degradado y un 1,2% muy degradado; es decir, en las zonas que se mantienen con cobertura, la afectación no es significativa.

Otro estudio encontró que, si bien la superficie forestal en áreas protegidas (estatales y privadas) sigue recuperándose, los riesgos para el bosque son latentes. Es así que el 63% del área deforestada (124,9 km2 ) dedicada a pastos entre 2011 y 2013 correspondió a bosque regenerado después de 1987.

Asimismo, cerca del 90% (76,2 km2 ) del área deforestada en el mismo período para establecer cultivos, afectó bosques regenerados; en plantaciones forestales la proporción fue de 77% y en los casos de uso urbano y para infraestructura de 48%.

La misma investigación señala que el uso principal de las áreas deforestadas entre 1987 y 2013 fue el de pastos: por año, entre 6 y 8 hectáreas de cada 10 fueron incorporadas a actividades ganaderas.

A nivel local, las áreas deforestadas y regeneradas tienden a estar asociadas a cambios de uso del suelo. En el Valle Central el mayor porcentaje de deforestación bruta se relaciona con la expansión de las áreas metropolitanas de San José, Heredia y Alajuela; mientras que en la costa del Caribe centro y sur y en la parte sur de la cordillera de Talamanca, los cultivos son la principal causa de deforestación. En la península de Nicoya las plantaciones forestales afectan la cobertura (en ambas direcciones) y la ganadería explica la mayor parte del cambio en el resto del país.

La nueva información obtenida genera dudas sobre los procesos ocurridos en las dos últimas décadas y plantea nuevos retos de investigación para comprender cómo evolucionaron tanto la recuperación como la deforestación.

En tal sentido, se considera necesario reforzar las políticas en la materia, para comprender que pese a la mejora, los recursos forestales siguen siendo afectados, se pierden bosques maduros e incluso hay presión y deforestación en zonas que ya habían sido recuperadas.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias