Contralora y Ministro chocan por error en acceso a megapuerto

De izquierda a derecha: Sergio Alfaro, Carlos Villalta y German Valverde en la Comisión del Control de Ingreso y Gasto. Foto: MOPT

Cuesta de Moras, 23 mar (elmundo.cr) – La Contralora General de la República, Marta Acosta y el Ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Villalta discrepan sobre si lo ocurrido en la construcción del acceso definitivo a la Terminal de Contenedores de Moín que construye la empresa holandesa APM Terminals, es un error o no.

Acosta y Villalta comparecieron este jueves ante la Comisión del Control de Ingreso y Gasto Público de la Asamblea Legislativa para explicar los motivos por los cuales la obra tiene un desfase de 80 metros de largo y varios metros de altura, así como se incrementará su costo en más de $14 millones de dólares producto de ese error.

Junto a ellos también estuvo el Ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro Salas y el director ejecutivo del Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI), German Valverde.

A la hora de exponer sus argumentos, el ministro Villalta dijo que no ha habido ninguna pifia ni error en la construcción del acceso definitivo a la TCM.

Según el jerarca, al momento de construirse el acceso provisional, el MOPT no disponía de diseños finales de la Terminal por lo cual no era posible prever desde esa fase inicial el punto preciso de interconexión.

Asimismo, indicó que el contrato establecía la obligación para el Estado de construir accesos que se ajustaran al desarrollo de la obra: uno provisional para el ingreso de materiales y maquinaria y el acceso definitivo a cuatro carriles, una vez que iniciara operaciones la mega terminal.

“La Administración propuso dos trazados, el primero para una fase constructiva y el segundo para materializar la interconexión definitiva. No obstante lo anterior, por disposición de la SETENA se definió un único corredor para garantizar un menor impacto ambiental. Eso explica que el punto de conexión de la vía provisional se mantuviera al momento de construirse la vía definitiva”, dijo Carlos Villalta.

Y agregó: “No hay pifia ni error… se advirtió la necesidad de resolver la interconexión entre la ruta 32 y la mega terminal y en consecuencia se tomaron las previsiones financieras para materializar esas obras y cumplir el compromiso adquirido por la Administración de disponer de esa vía a efecto de asegurar el descuento de hasta $20 por cada contenedor movilizado… Esas obras incrementarían en aproximadamente $5,3 millones el monto adjudicado, representando, el monto total, una cifra inferior a los $78 millones autorizados por la Contraloría General de la República”.

Sin embargo, la Contralora Marta Acosta afirma que lo que ocurrió si es un error e inclusive, lo calificó como “grave”.

“Nosotros encontramos que, lo que se nos pidió autorizar, no es lo que se debió haber hecho. Lo que nos preocupa es cómo mitigar esto, para que la Administración pueda cumplir con los plazos. Para nosotros es un error. El Ministro dice que ellos ya lo sabían, nosotros sabemos que ellos lo sabían desde 2015, sin embargo, nosotros lo consideramos un error grave”, declaró la jerarca.

Acosta dijo además que la Contraloría tiene en curso desarrollar una investigación completa de lo que ocurrió en este caso.

ANTECEDENTES. En agosto de 2011, el Estado suscribió en conjunto con la Sociedad Concesionaria, el contrato de concesión de obra pública con servicios públicos para el diseño, financiamiento, construcción y explicación y mantenimiento de la Terminal de Contenedores de Moín, contrato que fue refrendado por la Contraloría General de la República en marzo de 2012.

El Estado asumió la obligación contractual de construir el acceso al sitio del proyecto. Dicho acceso es la Ruta Nacional número 257. De no cumplirse dicho compromiso contractual, el concesionario podría reclamar una indemnización millonaria al país.

Además los exportadores e importadores perderían un descuento de $20 ofrecido por el concesionario por cada contenedor que se cargue o descargue.

Estimaciones hechas por el Ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro hablan de que perder ese descuento implicaría una erogación de $1000 millones de dólares durante los años que dure la concesión.

German Valverde, director del CONAVI dijo que para solventar la situación sin mayores atrasos, el MOPT, el Consejo Nacional de Concesiones y la empresa concesionaria firmaron un convenio para tomar parte del terreno dado en concesión a la APM para poder hacer ahí el entronque entre la Ruta 32 y la Terminal de Contenedores.

Carlos Villalta dijo que en su opinión, debía ser APM Terminals la que construyera la intersección con la Ruta 257, sin embargo, la decisión de hacerlo de esa forma se tomó hace dos administraciones.

Asimismo, el Ministro dijo que el sobrecosto no será de $14 millones, sino de $5,5 millones de dólares.

Para Ottón Solís, diputado del PAC, independientemente de la cifra es un “montón de plata”.

ASPECTOS GENERALES. La obra en cuestión se compone de una carretera de 2,1 kilómetros, con una primera sección a nivel que luego se eleva a 6 metros de altura sobre la línea férrea y el río Moín, para entroncar la terminal de tres contenedores.

La obra incluye un viaducto de cuatro carriles, asfaltado y con señalización, que incluye aceras, ciclovía y pasos de protección de fauna.

En total, el plazo de ejecución es de 20 meses, 18 de los cuales son para construcción. La obra costaría originalmente $71,85 millones de dólares.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias