CONESUP encuentra grandes irregularidades en Universidad fundada por Justo Orozco

Captura de pantalla 2015-11-24 a las 13.04.32Redacción, 24 nov (elmundo.cr) – Desde matricular estudiantes que solo contaban con el título de haber completado el noveno año de colegio, pasando por profesores que impartían materias sin estar capacitados o habilitados para ello y llegando hasta la venta de títulos universitarios por Internet, son parte de las anomalías encontradas por el Consejo Nacional de la Educación Superior (CONESUP), en una investigación realizada a la Universidad Cristiana del Sur, fundada por el exdiputado Justo Orozco.

Dos personas, de apellido Mena González y Cascante Cruz, lograron matricularse en las carreras de Administración de Empresas y Derecho con tan solo presentar el título de noveno año, cuando lo obligatorio es presentar el título de conclusión de estudios de bachillerato.

Por la omisión hecha por la UCS, Mena González pudo cursar 32 de las asignaturas de su plan de estudios de administración de empresas, pese a no haber aprobado el examen de bachillerato de Matemáticas.

Misma situación se da con el hoy diputado del PASE, Óscar López. El legislador matriculó y aprobó las asignaturas de su plan de estudios sin haber obtenido el título de Educación Media. CONESUP afirma que los cursos que López aprobó en la Universidad Cristiana del Sur, no tienen validez legal por haberlos cursado sin haber ganado el bachillerato.

Asimismo, CONESUP detectó que Allan Gustavo Raynhold Quirós de la carrera de administración de empresas, así como Diego Barrantes Solís, Esteban Barrantes Valencia, Hengelber Araya Gutiérrez, Mariano Castro Alpizar y Maribel Murillo Ramírez de la carrera de derecho, falsificaron sus títulos de bachillerato. Aunque esos estudiantes desertaron de la UCS, serán denunciados ante el Ministerio Público.

A 55 estudiantes de la UCS se les convalidaron materias, sin que conste en actas el hecho o que ellos hayan suministrado los documentos necesarios. También, las autoridades de esa universidad aceptaron títulos de bachillerato universitario de universidades extranjeras, que no correspondían convalidar.

PROFESORES SIN TÍTULO Y DESORDENADOS

Universidad Cristiana del Sur titulosCon respecto a los educadores de esa universidad, el informe del CONESUP señala que “en el forma que se han encontrado las actas de notas de docentes, demuestra el desorden e inadecuado control con que ha venido operando la Universidad Cristiana del Sur”.

Varios profesores usaron formatos diferentes para su presentación de documentos formales. Algunos inclusive los suministraron vía fax sin firma o con una firma falsificada, sin indicar el nombre del curso y otros errores de formato que ameritaban el rechazo o anulación de tales documentos.

Otras deficiencias encontradas son tachones o uso de corrector en las actas de calificación de estudiantes, la entrega de las mismas hasta cinco meses después de haber finalizado el semestre, también se encontraron actas sin firma de profesor, sin periodo, año o semestre cursado por el estudiante ni la nota que obtuvo en el curso.

Ninguno de los profesores que impartió lecciones en la Universidad Cristiana del Sur, estaba autorizado por el CONESUP entre los años 2004 y 2012.

“Un aspecto preocupante es que hay profesores de la carrera de Derecho que no son abogados, tal es el caso del señor Marlon Durán Pérez quién cuenta con una Licenciatura en Administración de Empresas con énfasis en Recursos Humanos y quien no fue autorizado para que impartiera los cursos de Legislación Laboral y Legislación Empresarial por no contar con el Título de Licenciatura en Derecho, sin embargo desde al año 2008 firmaba acta de notas de las materias de Derechos Reales y Derechos de las Obligaciones, cursos estos fundamentales ya que son base para la correcta formación de un abogado, razón por la que se requiere expertiz en la materia debido a la complejidad de los asuntos que se tratan en ella”, dice el informe.

Asimismo, las autoridades de la UCS no actualizan desde el año 1998, la nómina de docentes de su centro de estudios.

VENTA DE TÍTULOS MEDIANTE INTERNET Y GEMELEO CON UNA UNIVERSIDAD EXTRANJERA 

CONESUP encontró que en Internet se estaban promocionando títulos universitarios de grado y postgrado, acreditados por la Universidad Cristiana del Sur, o su equivalente en Ingles “Southern Christian University”, como parte de una organización educativa internacional.

Por tal motivo, el informe fue suministrado al Organismo de Investigación Judicial para que dicte las responsabilidades penales a los responsables de tal acto.

Como responsables se señalan a quienes aparecen en el Registro de la Propiedad como dueño y apoderado generalísimo de la sociedad anónima que opera la UCS. En ambos casos, tanto como en la versión española de la universidad como en la inglesa se constató que los nombres de ambas personas aparecen en esa sociedad anónima que estaba comercializando y ofertando títulos universitarios en diferentes países, mediante páginas web.

“Dichas sociedades anónimas deben ser analizadas por el Ministerio de Economía, Industria y Comercio y por el Ministerio Público de Costa Rica, con el propósito de determinar si existen irregularidades por parte de las personas vinculadas con la Universidad Cristiana del Sur”, dicta el informe.

INFRAESTRUCTURA VERGONZOSA 

Liceo Edgar CervantesCONESUP también analizó la infreastructura educativa de la UCS en su sede central de San José, en el Liceo Edgar Cervantes de Hatillo. Ahí se encontró que la planta física no cumple con la Ley 7600, no tiene extintores para incendio ni lámparas de emergencia, solo tienen un parqueo con capacidad de 20 autos y no tiene espacios para la población con discapacidad.

Las rampas tienen una pendiente 5% mayor a lo permitido, mientras que las rampas de los pabellones tienen pendientes de un 8% mayor a lo permitido.

También se constató que la UCR no tiene biblioteca dentro del Liceo Edgar Cervantes, no tiene un laboratorio de cómputo, mientras que  las 15 aulas alquiladas por la UCS en las instalaciones del Liceo Edgar Cervantes Villalta, poseen un área de 54 metros cuadrados y tienen 37 pupitres, 2 pizarras acrílicas, una mesa y una silla para el docente.

La iluminación es natural y artificial, con ventilación cruzada y el mobiliario y paredes se encuentran rayadas con palabras soeces y en condiciones no óptimas.

“Por estas condiciones la Universidad Cristiana del Sur no se encuentra acorde al artículo 35 del Reglamento General del CONESUP”, dice el informe.

SIN PERMISOS

CONESUP encontró que la UCS no tiene el refrendo de la Contraloría General de la República.

Tampoco tiene la autorización por parte del Consejo de Salud Ocupacional en las instalaciones del Liceo, tiene una morosidad en sus cuotas Obrero Patronal con la CCSS y no tiene la autorización para aumentar la cantidad de aulas ni para trasladar infraestructura o instalaciones físicas.

 

 

 

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias