¿Cómo la iniciativa RECSOIL impulsa el cambio en Costa Rica?

San José, 4 abr (elmundo.cr) – La Recarbonizacion de los Suelos Globales, conocida como iniciativa RECSOIL, impulsada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y su Global Soil Partnership (GSP), continúa avanzando a pasos firmes en su objetivo de recarbonizar los suelos, con Costa Rica liderando la iniciativa como país pionero en su implementación.

RECSOIL Costa Rica involucra a actores clave como el Ministerio de Agricultura y Ganadería de Costa Rica (MAG), el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO Costa Rica), el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA), el Instituto del Café de Costa Rica (ICAFE), la Cooperativa de productores Dos Pinos, la Universidad de Costa Rica y la Asociación Costarricense de la Ciencia del Suelo.

El proyecto RECSOIL Costa Rica se enmarca en las acciones del programa SCALA Costa Rica – Aumentando la ambición climática sobre el uso de la tierra y la agricultura, que es fruto del esfuerzo conjunto entre el MAG, el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), la FAO y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el apoyo de la Iniciativa Climática Internacional (IKI).

Actualmente, más de 45 fincas ganaderas y cafetaleras participan en el primer pilotaje de la iniciativa en el país, implementando prácticas sostenibles que van desde el manejo del pastoreo hasta técnicas de control de erosión.

El 27 de febrero de 2024 se realizó un taller de seguimiento, en el que se presentaron y discutieron los resultados del primer año del proyecto, estableciendo una sólida línea de base.

La sesión contó con la participación activa de más de 60 personas, desde el viceministro de Agricultura y Ganadería de Costa Rica hasta técnicos y productores, demostrando un compromiso integral y colaborativo con la iniciativa. Como destacaron tanto Andrea Padilla, Representante Asistente de la FAO en Costa Rica,como Edwin Vega Araya, coordinador nacional del proyecto RECSOIL en Costa Rica, “la interacción institucional resulta clave para el desarrollo del proyecto”.

¿Por qué es fundamental contar con una línea de base?

La línea de base actúa como el pilar fundamental sobre el cual se construyen todas las evaluaciones y avances subsiguientes del proyecto. Proporciona una instantánea detallada y objetiva del estado actual del carbono orgánico del suelo y otros indicadores fundamentales.

Esta información inicial no solo establece un punto de referencia claro para medir los impactos del programa a lo largo del tiempo, sino que también permite la toma de decisiones de manejo basándose en información.

Contar con una línea de base robusta y transparente es crucial para garantizar el éxito, la sostenibilidad a largo plazo, y el escalamiento de la iniciativa RECSOIL en el país.

“La información y el proceso de estimación de la línea de base nos permiten capacitar a nuestros técnicos con nuevas herramientas, generar información valiosa para otros proyectos y, al mismo tiempo, transparentar la imagen del sector primario ante la sociedad”, subrayó Juan Celín Chacón y el equipo técnico de Dos Pinos.

¿Qué nos dicen estos primeros resultados?

Los resultados de línea de base revelaron la notable capacidad de gran parte de los suelos del proyecto para almacenar carbono, en especial aquellos de origen volcánico (Andosoles) y ubicados en altitudes superiores a los 1 000 metros sobre el nivel del mar, superando en promedio las 110 toneladas de carbono por hectárea.

“Estos resultados siguen la tendencia de las observaciones previas del Programa NAMA – Medidas de Mitigación Nacionalmente Apropiadas- en la región”, destacó el Dr Sergio Abarca de INTA.

El análisis integral basado en esta información base y otros indicadores identificó factores cruciales que regulan los niveles de carbono, como la altitud, temperatura, precipitación, pendiente, textura y origen del suelo.

Asimismo, se evidenció la vital importancia de mantener una nutrición balanceada en suelos y cultivos para favorecer el secuestro de carbono: aquellas fincas que exhibieron niveles adecuados de nitrógeno, fósforo y bases también presentaron los mayores niveles de carbono en los suelos.

“Tenemos que prestar atención a todos los nutrientes si queremos aumentar el carbono”, recalcó el Dr Francisco Arguedas del INTA.

El manejo del pH del suelo y la aplicación racional de fertilizantes, evitando la infra o sobre aplicación, emergieron como elementos clave para evitar amenazas potenciales que limitarían tanto la productividad como el secuestro de carbono.

Además, se subrayó la importancia de prestar también atención a la fertilidad física: “el aumento de la densidad y pérdida de estructura pueden constituir obstáculos significativos para la acumulación de carbono en estos suelos”, destacó Guillermo Peralta de la Alianza Mundial por el Suelo (AMS).

Los resultados mostraron también una clara correlación entre la actividad biológica y los contenidos de carbono en los suelos. Se evidenció que, a mayor actividad microbiológica, se registraron mayores niveles de carbono, enfatizando la importancia de preservar y fomentar una rica diversidad microbiológica en los suelos para impulsar la acumulación de carbono.

“Esta información podría complementarse a futuro con análisis más detallados de la diversidad microbiana, para conocer quién es quién en nuestros suelos productivos y cómo esto puede influir en el secuestro de carbono en los suelos”, agregó el Sr. Michael González Arce de ICAFÉ.

Los resultados ofrecieron así valiosas perspectivas para el diseño de estrategias de manejo, destacando la necesidad de una gestión integral que abarque la fertilidad química, el estado físico y la actividad biológica del suelo.

¿Cómo continúa RECSOIL en Costa Rica?

La progresiva aplicación y expansión de las prácticas dentro de las zonas de intervención están destinadas a favorecer la fertilidad química, física y la actividad biológica de los suelos, su capacidad de captura de carbono y, en consecuencia, su capacidad productiva.

Durante los próximos meses y durante cuatro años, se continuará el monitoreo de la adopción de prácticas, estado de suelos y emisiones de gases de efecto invernadero, siguiendo los protocolos de Monitoreo, Reporte y Verificación (MRV) ya establecidos por el Panel Técnico Intergubernamental sobre Suelos y la AMS.

La estrecha colaboración entre las diversas instituciones, el constante fortalecimiento de las capacidades técnicas y la activa participación de los productores señalan un futuro prometedor para la iniciativa RECSOIL en Costa Rica.

Como señalaron tanto Fernando Vargas (Viceministro de Agricultura y Ganadería) como Jorge Mario Rodríguez (FONAFIFO), “tenemos la oportunidad y el potencial para escalar la recarbonización de suelos a más de 2 millones de hectáreas en nuestro país”.

Este impulso colectivo no solo allana el camino para la expansión planificada hacia otras regiones y sistemas productivos dentro del país, sino que también sienta las bases para el crecimiento global de la iniciativa.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias