Cómo identificar y ayudar a una persona con tendencias suicidas antes de que sea tarde

Costa Rica tiene la segunda tasa de suicidios más alta de Centroamérica.
Costa Rica tiene la segunda tasa de suicidios más alta de Centroamérica.
Costa Rica tiene la segunda tasa de suicidios más alta de Centroamérica.

San José, 26 ago (elmundo.cr) – Los centros médicos costarricenses atienden cada vez más casos de personas que han intentado cometer suicidio de alguna forma u otra.

Los datos más recientes emitidos por la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) arrojaron que durante los primeros seis meses del 2016, se registraron 840 casos de personas que intentaron quitarse la vida.

Nuestro país es el segundo en Centroamérica con la tasa más alta de suicidios por cada 1000 habitantes.

Seis de cada 10 casos de intento de suicidios son de mujeres y el grupo de edad que más ha presentado estos casos, según los datos de la Caja, es aquel de entre los 20 a los 39 años de edad, tanto en hombres como mujeres.

Costa Rica se ha visto conmocionada en la última semana y media producto de una cobertura mediática irresponsable en torno a varios casos de suicidio. El más reciente ocurrió ayer, cuando una mujer se quitó la vida en el puente sobre el río Virilla, a la altura del Estadio Ricardo Saprissa.

Un video de una cámara de seguridad y fotografías del cuerpo de la mujer se esparcieron rápidamente en redes sociales, producto de publicaciones de algunos medios de comunicación, que rompieron el acuerdo que existe de no publicar informaciones sobre suicidios, pues podría darse el efecto Werther ante un tratamiento irresponsable de los detalles.

LEA: El efecto Werther y porqué los medios no debemos dar cobertura ligera sobre los suicidios

A raíz de estos eventos y ante las posibilidades que existen de que se presenten de nuevo, es importante recordar las formas en las que se pueden detectar conductas suicidas de una persona y prestarle ayuda de forma oportuna, antes de que ocurra una desgracia.

¿Cómo identifico a una persona con tendencias suicidas? 

La-depresion-no-es-una-opción-es-un-tipo-de-daño-cerebral-2
Aislamiento, cambios de humor, regalar bienes preciados y llevar a cabo encuentros para despedirse son señales de alarma.

Lo primordial, según la experta en salud mental y trabajadora social, Patty Fleener, consiste en tomar en serio las amenazas, comentarios peligrosos o que denoten una tendencia autodestructiva.

 

“Comentarios típicos como, “me sentía tan molesto que pude haber matado”, o “que alguien me mate”, podría insensibilizar a algunos respecto a la severidad de esas ideas”, afirmó Fleener.

La experta recordó que la mayoría de personas que cometieron suicidio manifestaron en al menos una ocasión su intención de hacerlo, sin embargo sus declaraciones o comentarios no fueron tomadas con la seriedad que se merece.

“Si la persona realiza amenazas específicas o tiene acceso a armas de fuego, tales comentarios se vuelven una prioridad inmediata que debería provocar una reacción rápida”, dijo.

También es importante tomar en cuenta si la persona padece alguna enfermedad o trastorno como la depresión, ha intentado quitarse la vida con anterioridad o si tiene relaciones conflictivas tales como el bullying o actos de discriminación en su contra.

Otros factores que deben ser tomados en cuenta para identificar a una persona con tendencias suicidas, es si esta además de los comentarios amenazantes, convive en un núcleo familiar desestructurado, no tiene apoyo social y abusa de drogas o el alcohol. También si esta atraviesa situaciones económica o sentimentalmente difíciles.

Hacer preguntas claves como “¿Estás pensando en quitarte la vida?” y “¿Sabes cómo lo harías?”, aunque estas puedan considerarse morbosas, son determinantes para determinar qué tan certeras son las amenazas.

Asimismo es importante prestar atención a comportamientos anormales de la persona, tales como empezar a regalar bienes preciados o hacer visitas a viejos amigos con el fin de decir “adiós”.

¿QUÉ PUEDO HACER ANTE UNA PERSONA CON TENDENCIAS SUICIDAS? 

depresion
Escuchar, mostrar empatía e insistir en brindar ayuda profesional son claves.

Si identifica a una persona que podría tener tendencias suicidas, darle compañía podría ser una importante herramienta de persuasión.

Muchas de las personas suicidas tienen el pensamiento de que se encuentran solos y son incomprendidos, por lo que sentarse a conversar sobre los problemas que la persona esté atravesando y mostrar empatía podría ser una herramienta eficaz.

Durante los procesos de conversación y acompañamiento es importante no hacer sentir mal a la persona, no juzgarlos, pero tampoco asumir la entera responsabilidad de su cuidado.

“Los individuos que escuchan a personas suicidas o peligrosas no deben prometer su confidencialidad, ya que las personas suicidas o peligrosas deben ser animadas a buscar ayuda profesional”, afirma Fleener.

Lo siguiente es buscar ayuda profesional para esa persona, con el fin de que sea evaluada y se le de la orientación y tratamiento necesario para que pueda salir adelante.

Incentivar a la persona a que busque ayuda profesional, practicar algún deporte o pasatiempo, o llamar a un hospital local también es importante de tomar en cuenta.

En caso de que la persona se niegue a recibir ayuda, pero se crea que existe un peligro potencial de que esta cometa actos en contra de su vida o la de los demás, debe llamarse a las autoridades para que estos se encarguen de llevarla con los profesionales necesarios para empezar un tratamiento.

Aunque esta decisión puede ser muy difícil de tomar, es importante recordar que se trata de una vida que podría perder o salvarse con tan solo una llamada telefónica.

Es sumamente importante según los expertos, llamar a las autoridades en caso de que los intentos de conversación y ofrecimiento de ayuda fracasen y la persona sostenga sus ideas o comentarios suicidas.

En Costa Rica cuando las autoridades tratan a personas que han intentado cometer suicidio, se incluye un seguimiento, pues la experiencia y la literatura coinciden en que, quienes han tenido un episodio de intento de suicidio, podrían volver intentarlo.

“La clave está en atender a las personas desde la prevención y no esperar a que el evento suceda” dijo la doctora Leandra Abarca, epidemióloga de la CCSS.

El comportamiento suicida varía en cuanto a los grados. Va desde solo pensar en quitarse la vida, hasta elaborar un plan para hacerlo y obtener los medios para lograrlo, intentar suicidarse y, finalmente, llevar a cabo el acto.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias