Colegio de Terapeutas alerta a la población sobre efectos del cigarrillo electrónico

San José, 1 oct (elmundo.cr) – El Colegio de Terapeutas de Costa Rica (CTCR) hizo un llamado a la población para suspender el uso de cigarros electrónicos o vapeadores, ante los cuestionamientos de su idoneidad y posibles afectaciones en la salud de los costarricenses.

La terapeuta respiratoria y coordinadora de la Clínica de Cesación de Fumado del Hospital México, Mayanye Cedeño señaló que “como Colegio estamos sumamente preocupados antes las alertas sanitarias y las investigaciones que se están realizando en este momento. La salud de muchas personas puede estar en peligro al estar consumiendo un producto que consideran inofensivo y las pruebas de investigación han demostrado lo contrario”.

Los cigarros electrónicos generan una combustión de los componentes a temperaturas de 450 grados centígrados. Utilizan una aceite llamado propilen-glicol (glicerina), que aunque se utiliza como humectante para la piel, es altamente tóxico a nivel pulmonar y puede producir la muerte. Eso es precisamente lo que ha sucedido con los casos reportados en Estados Unidos.

“Tiene muchos componentes tóxicos que pueden dañar la salud de las personas. La más preocupante es la presencia de metales pesados como níquel, cromo, magnesio y arsénico; los cuales también influyen en la salud de las personas alrededor”, explicó Cedeño.

La especialista en terapia respiratoria insistió en la afectación para los niños y jóvenes y su implicación en sus procesos de formación. También afirmó que estos productos siguen normalizando el fumado en contraposición a lo que establece la Ley número 9028, que tiene como fin el Control de Tabaco y evitar los efectos nocivos en la población.

¿Son efectivos para dejar el cigarrillo?

Si comparamos los cigarros convencionales con los cigarros electrónicos podemos encontrar similitudes muy significativas asociadas a la adicción:

– Ambos producen adicción física al tener nicotina.
– Ambos producen adicción psicológica, ya que modifican la conducta y se utilizan como método para el manejo de las emociones.
– Ambos producen dependencia social, que son vínculos adictivos que se desarrollan principalmente cuando están con otras personas que fuman.

“En conclusión podríamos decir que están modificando el dispositivo de uso, pero no están superando la adicción, ya que ser adicto a una sustancia no depende de la cantidad de consumo, sino de sus efectos en general”, explicó la especialista.

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) ha recibido en sus clínicas de cesación a personas que afirman tener una incapacidad para poder dejar de utilizar estos aparatos electrónicos. Estas clínicas cuentan con tasas de éxito del 73% de las personas participantes.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias