Cientos de indígenas fueron atendidos por médicos costarricenses y estadounidenses

Cartago, 30 abr (elmundo.cr) – Ni el calor, ni los malos caminos, ni la escasez de instalaciones para comer o dormir fueron obstáculo para que especialistas estadounidenses y costarricenses, se funsionaron en un solo equipo de trabajo para dar atención a cientos indígenas asentados en Chirripó.

Pudo más el compromiso, la solidaridad y la buena voluntad de los profesionales del área de salud de Turrialba, del hospital William Allen y de los Misioneros Médicos de la Divina Misericordia, una organización católica perteneciente a la parroquia San Lorenzo, en la ciudad de Sugar Land, Texas.

La acción médica inició el lunes anterior y culminó este viernes con una actividad en la que participaron las autoridades de la CCSS, lideradas por la doctora María del Rocío Sáenz Madrigal, presidenta ejecutiva de la CCSS.

En esta oportunidad, se atendieron unos 850 indígenas a quienes  se le ofreció a atención pediátrica, optométrica, odontológica, de medicina general y medicina interna.

Según lo explicó la doctora Heylen Quesada Alvarado, directora del área de salud de Turrialba Jiménez, adicionalmente, se le ofreció charlas y consejos sobre drogas y adicciones en jóvenes, factores protectores en la adolescencia, consecuencias del tabaquismo, prevención y tratamiento de enfermedades diarreicas, y aquellas transmitidas por vectores como el dengue, el zika, chikungunya, malaria y la leishmaniasis.

El salón comunal y la sede de CEN-CINAI de Grano de Oro, se convirtieron en el escenario de improvisados consultorios que permitieron a los profesionales atender a la población indígena que reside en esa localidad.  Además se atendieron indígenas en  Boyei,  Alto Quetzal y Shinakichá y algunos de los pacientes fueron referidos a los hospitales William Allen de Turrialba y al  Max Peralta de Cartago.

También se aprovechó la oportunidad para que técnicos de la Universidad de Costa Rica (UCR) realizaran un tamizaje de parasitosis intestinal, pues según explicó la doctora Quesada, la presencia y diseminación de parásitos intestinales están directamente relacionadas con características geográficas, culturales, de saneamiento básico y ecológicas, acceso al agua potable, adecuados hábitos higiénicos, condiciones de escolaridad que tienen los lugareños.

“La realización de este tamizaje fue un reto para el personal de salud, dadas las condiciones culturales de esa población indígena, principalmente en lo relacionado con la recolección de las muestras de heces”, indicó la doctora Quesada.

En esta actividad organizada por la CCSS y por los Misioneros de la Sagrada Misericordia participaron funcionarios de la Comisión Social del Consejo Cantonal de Coordinación Institucional de Turrialba (integrada por el CEN CINAI, el Consejo Nacional de Personas con Discapacidad, la Dirección Nacional de Desarrollo de la Comunidad, el Hospital Dr. William Allen Taylor, el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia, el Instituto Mixto de Ayuda Social y el Organismo de Investigación Judicial, el Comité Institucional de Zona Indígena – Turrialba, el Poder Judicial y la Universidad de Costa Rica.

El Área de Salud Turrialba – Jiménez cuenta con tres sedes de EBAIS y ocho puestos de visita para brindar atención en salud a los cerca de 8 000 indígenas que habitan en esta zona del país, distribuidos en un área aproximada de 980 hectáreas.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias