Entrevista

Celso Gamboa: “Existen muchas presiones para forzar mi destitución”

San José, 9 abr (elmundo.cr) – De esta manera reaccionó el magistrado suspendido de la Sala III de la Corte Suprema de Justicia, Celso Gamboa, ante la consulta de este medio sobre la votación que esta tarde realizarán los diputados con respecto a su destitución.

A continuación les presentamos la conversación que EL MUNDO tuvo con Gamboa.

¿La votación de la posible destitución suya debe ser cerrada, o una votación abierta?

Mire ya hay pronunciamientos que pueden comprometer seriamente el erario costarricense si se violenta el reglamento de la Asamblea Legislativa. El artículo 104 le exige al presidente No permitir siquiera una moción para que una votación de destitución o nombramiento sea pública. El artículo 104 es muy claro y cierra cualquier tipo de posibilidad. Porque está protegiendo a legislador para que no vote bajo presión mediática, social o amenaza de cualquier tipo. La integridad del sufragio en hechos como este fue consagrada en el legislador en el artículo 101 y en el 104 del reglamento de la Asamblea Legislativa y no hay interpretación, en contrario como equivocadamente lo ha señalado el diputado del Frente Amplio (FA), Edgardo Araya, que hace una interpretación populista de un voto de la Sala Constitucional que lo único que se refiere es que la discusión puede ser pública, más no la votación porque lo que se protege es la integridad del sufragio como en cualquier democracia. Usted no puede hacer un voto público dentro de lo que el marco normativo no se lo permite. De modo tal, ya esto ha sido objeto de discusión en tribunales de justicia y podrían venirse condenas muy severas para el Estado costarricense producto de negligencia o de actos populistas de algunos diputados que pretenden a toda costa forzar el voto de sus compañeros en una dirección determinada.

¿Existen presiones para forzar su destitución?

Por supuesto que las existen. Ya hay diputados que han externado el criterio ampliamente de que yo debo de ser destituido sin haberme escuchado y sin saber o conocer la sentencia que me absuelve de las responsabilidades del tema de cementazo. Ya hay diputados que dicen que yo debería ser despedido por el cementazo. Entonces este tipo de presión que no solo ellos han ejercido, sino también medios de comunicación como Amelia Rueda, CRhoy, el Semanario Universidad, donde interrogan y solapadamente presionan a los diputados sobre si debe ser público o privado, definitivamente los ponen en una disyuntiva muy difícil de eludir. Y yo la comparto perfectamente. Sin embargo, debo de hacer un llamado de atención a los diputados que deben ceñirse a lo que dice la ley y no a lo que claman en los medios de comunicación con intereses destruyentes que no tienen asidero político

En la opinión general hablan de que usted va a ser destituido por corrupción, ¿es esto cierto?

Eso es completamente falso. Usted va a tener en su mano la sentencia en donde me absuelven de cualquier tipo de corrupción y la Corte me sanciona por un viaje realizado a Panamá cancelado con mi peculio y que consideran, atenta contra las buenas costumbres, porque no fui en compañía de mi esposa y me acompañaba otra persona. Esto yo lo alegué en la revocatoria como una invasión a mi vida privada. No existe causal en el código de trabajo ni en ninguna empresa para que ni el conserje, ni el juez, ni el fiscal, ni el magistrado, pierdan su empleo por un tema marital de esta índole en el cual se está introduciendo, no la corte, porque la corte se dio cuenta que se equivocó y recapacitó, pero la Comisión no se fijó y está diciendo que es un acto contrario a las buenas costumbres. ¿Cuáles son las buenas costumbres? Las está definiendo la comisión dictaminadora de la Asamblea Legislativa y habrá que ver si ellos tienen un techo muy fuerte para saber si no han tenido equivocaciones dentro de su vida marital, como todo ser humano que tenemos el privilegio de equivocarnos y también de enmendar nuestros errores, pero esto no ha influido en mi comportamiento como magistrado

¿El hecho de que se vote de manera pública pone en algún riesgo al país?

Pone en un gran riesgo al país. Y yo quiero advertir a los diputados de la manera más respetuosa: yo no quiero ser indemnizado con millones de dólares, como lo van a hacer otros. Yo quiero irme de la corte por la puerta del frente, no echado de manera ilegal. Primero, porque fui absuelto del tema del cemento chino por completo por parte de corte suprema de justicia y segundo porque no se puede violentar el reglamento para despedir una persona y lo que me obligaría a mí es reclamar mis derechos laborales y como usted sabrá los magistrados tienen un salario alto y me expectativa y de trabajo de la corte también es larga, proyectada a más de 30 años de modo cual que yo no quiero un peso del Estado costarricense, si me despiden de manera ilegal, ténganlo por seguro que como cualquier trabajador y por favor costarricenses comprendan, es una decisión que me estarían empujando los diputados es ir a reclamar como cualquier empleado despedido injustamente mis derechos laborales y mis extremos que me corresponden, esto es un tema estrictamente que me atañen como cualquier ciudadano costarricense.

En la actualidad existe un antecedente de la destitución de un magistrado. En este momento el caso está en el contencioso administrativo y probablemente va a significar para los costarricenses una salida bastante fuerte del recurso público. ¿Cuál es su valoración de este caso?

Ese va a ser un mito histórico y por dicha para la historia, y los costarricenses van a saber quiénes votaron públicamente y quiénes provocaron una erogación monumental, de la hacienda pública para una persona por una errónea aplicación de procedimiento. Este es el tema que tienen que comprender, si me quieren despedir de manera privada lo pueden hacer perfectamente y yo tendré que aceptarlo y resignarlo. Pero si se quiere forzar el voto sobre todo por causales en las cuales no fueron acusadas por la Corte y ni por las cuales no fui condenado y de manera pública, otra vez estaría exponiendo a los ciudadanos a pagar errores graves por el populismo legislativo que está imperando en este momento y que definitivamente Costa Rica no merece esto y definitivamente yo no lo quiero y yo lo repito, lo que yo pretendo es limpiar mi nombre como ya lo hice en la sentencia y salir de la Corte caminando por la puerta del frente con mis “chunches” en mano pero sin un despido deshonroso porque no hice nada para ser destituido.

¿Su posición a que sea un voto secreto es porque usted tiene seguridad de que algunos diputados no votarían su destitución?

Mi posición a que sea voto secreto es precisamente porque yo no quiero hacerme millonario a costas del Estado costarricense, es por eso que no lo estoy avalando, no es porque algunos diputados pretendan favorecerme en secreto o en público eso no tiene nada que ver, yo estoy seguro que la mayoría de los diputados están convencidos y tiene claro que no hay motivos para despedirme, pero la presión que tienen encima los va a obligar a votar públicamente en contra mía, sin embargo, más allá de que me puedan despedir o no, lo cierto es que hay un procedimiento y como abogado lo repito, lo reitero y lo advierto, hay un procedimiento que se debe seguir y la inobservancia a las formas de procedimiento de despido a una persona acarrean responsabilidad civil en este caso muy grande, y estamos a horas de que esto pueda pasar, yo espero que el presidente legislativo se amarre los pantalones fuerte y rechace de plano cualquier moción que permita hacer pública la votación porque así los establece el art 104 del reglamento, es el presidente legislativo el que puede impedirlo.

¿Cree que la vinculación suya con Juan Carlos Bolaños y el caso del cementazo ha sido sobredimensionada?

Por supuesto, fue sobredimensionada, fue alterada, fue manipulada a conveniencia por actores políticos y el Poder Judicial  también, para trasladarme la responsabilidad de un hecho el cual yo no tuve que ver y es que mire durante la campaña el tema fue tocado someramente pero una y otra vez diputados como Ottón Solís, como Patricia Mora Castellanos, como Edgardo Araya, salían a tirarme la responsabilidad del tema y yo quiero que Costa Rica sepa que yo no le presté plata a Bolaños, que yo no modifiqué el reglamento para que se pudiera importar cemento, que yo no soy socio, ni avalista de Juan Carlos Bolaños y es más, ni sabía que tenía deudas con el Banco de Costa Rica y Juan Carlos Bolaños ha sido un proveedor del Estado costarricense de hace más de 9-10 años y no habían indicios alguno que sospechara que estaba involucrado en una actividad delictiva como lo tiene el Ministerio Público.

¿Cree que participó el Poder Ejecutivo en esas actividades delictivas?

No soy yo como juez el que tenga que decidir eso, no soy yo el que tenga que emitir juicios de valor y eso le tocará a la Fiscalía determinarlo, lo que sí sé es que hay un mal procedimiento en la Corte, yo no soy el único acusado en este caso, fuimos magistrados y mi proceso es el que se resuelve primero, el de los otros cuatro magistrados tiene proyectado resolverse para fines de mayo de este año, ósea cuando ya esta Asamblea se haya ido, vea usted que paradójico, y lo más paradójico costarricenses es que los cuatro magistrados que fueron coacusados junto a mí participaron en mi juzgamiento ¿En dónde esto se ha visto? Esto me motivó a mí a acudir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a ser valer mis derechos y evidenciar la violación del mismo proceso, no es posible que si usted y yo somos acusados por un mismo hecho usted sea juez también  del hecho, porque evidentemente estoy en una condición de abierta desventaja como me colocó la Corte, lo he alegado, lo he reiterado y aun así estoy ignorado por las autoridades del Poder Judicial y el presidente Carlos Chinchilla, el magistrado Jesús Ramírez y la magistrada Doris Arias participan activamente en la recomendación de mi despido ante la Asamblea Legislativa, teniendo ellos causales experiencias para estar inhibidos.

Mucha gente teme que por su trayectoria usted pueda más adelante denunciar muchos casos de corrupción adicionales, ¿deben temer a eso?

Todos los casos de corrupción que me han llegado a mí los he denunciado inmediatamente, he señalado los casos uno a uno y cada vez que tenga que hacer probatorios e ir denunciando cosas del pasado que yo he corroborado, que sean delitos, los voy a denunciar, nunca me voy a quedar callado porque soy funcionario público y la ley me obliga a denunciarlo en todo momento, yo no me quedaré callado ni guardaré silencio ante ningún acto de corrupción el cual he sido testigo y corrobore que sea delito.

Las declaraciones de David Patey en la comisión legislativa fueron unas de las más mediáticas, ¿usted ha dicho que él ha sido instruido por Ottón Solís?

Por supuesto, usted tiene y le acabo de facilitar un extracto de video de la declaración de David Patey en el juicio que se me cedió a mí y él es claro y contundente en negar todo lo que dijo en la Asamblea y señala cómo Ottón Solís le dijo qué decir y qué no decir y aparte a que otras personas involucrar y qué no involucrar y eso lo revelaré hoy a las 3 de la tarde y son temas en donde una media verdad es una mentira completa y una persona que se dice garante de la ética, una persona que se ha hecho y se ha construido una imagen a punta de la ética y señalamiento a las demás personas, no tiene la autoridad moral siquiera para participar en una votación cuando instrumentalizó a este norteamericano para que llegar a decir mentiras al congreso de la República, eso es un tema que usted lo puede explotar, lo tiene usted el video donde descarta todo lo que le dijo a la Comisión, ósea fue a mentir hoy enfrenta un delito de falso testimonio ante el Ministerio Público, por esa instrumentalización de parte del diputado Ottón Solís Fallas.

Últimas noticias