CCSS pretende llevar más vacunatorios fuera de sus instalaciones siempre que las condiciones de la comunidad lo permitan

San José, 7 may (elmundo.cr) –La Caja Costarricense de Seguro Social continuará la búsqueda de lugares apropiados para llevar los vacunatorios fuera de sus instalaciones.

La estrategia preventiva es posible gracias a la participación de actores sociales como líderes comunales, grupos organizados, empresas, municipalidades, universidades, miembros de las juntas de salud, organizaciones religiosas y los funcionarios coordinadores de la vacunación local.

El doctor Eduardo Cambronero Hernández, de la Dirección de red de servicios de salud, señaló que la aplicación de la vacuna covid-19 fuera de los ebáis busca cumplir dos propósitos para reducir el riesgo de contagio: separar a las personas que acuden enfermas a los servicios de salud de las personas presumiblemente sanas que van a vacunarse y acercar el vacunatorio a la comunidad, ofreciéndoles a los vecinos el menor desplazamiento posible.

El doctor Cambronero confirmó que la CCSS ha usado eso espacios de manera gratuita, pues se establecen alianzas de interés público-privadas bajo la gran meta de cumplir con una vacunación oportuna y contener esta pandemia.

“Estas alianzas son de gran satisfacción porque en la voluntad de los participantes queda claro que la vacunación es objetivo de la sociedad costarricense en conjunto con la acción de la CCSS”, afirmó el doctor Cambronero al expresar gratitud por el apoyo de las personas y de las organizaciones.

Al calor de esas alianzas el proceso se mantiene como prioridad institucional bajo una filosofía de mejora continua y, gracias a eso, la vacunación tiene un nuevo brazo de acción desde esta semana: la gestión de citas se hace desde los módulos digitales operados por los funcionarios de registros y estadísticas de salud.

En ese módulo digital de registro se puede consignar el nombre, el día, la hora, la vacuna y el lugar exacto del vacunatorio, sea un punto intramuros o extramuros, además de reunir otras informaciones de interés institucional para llevar el control de la vacunación. Esto facilita la gestión de citas y la orientación al público.

La estrategia de buscar sitios también está abierta a otras posibilidades de acción focalizadas como vacunar a domicilio a personas encamadas, vacunar en el vehículo, como es el ejemplo exitoso de la gestión en Ciudad Quesada o, el ingreso de equipos en zonas de difícil acceso como ocurre en Talamanca, las islas de Pacifico o Tortuguero donde los equipos entran a pie por trechos de montaña o en lanchas por ríos caudalosos o mar.

Por parte de la Caja el grupo encargado de la búsqueda del sitio apropiado son los miembros de la “Comisión local de inmunizaciones”, pues ellos conocen la dinámica y las condiciones de la comunidad.

El proceso comienza con la coordinación con actores locales que pueden ser instituciones, empresas, empresas sociales, asociaciones de desarrollo o, líderes comunales, para evaluar las condiciones necesarias y explorar opciones viables sobre la base de la cooperación comunal.

Esto implica encontrar un lugar con condiciones mínimas necesarias para que un punto de encuentro regular en la comunidad pueda convertirse en un vacunatorio, con las características buscadas.

La búsqueda está orientada a encontrar sitios con las condiciones idóneas de seguridad, higiene y comodidad para los usuarios y el proceso de vacunación, señala el enfermero Gabriel Ugalde Rojas.

En general se buscan sitios con las siguientes ventajas: disposición para facilitar el lavado de manos, la amplitud suficiente para hacer un tráfico amplio de personas que circulen con comodidad y en respeto de las normas de sana distancia, la facilidad instalada o posible para ofrecer cierta intimidad al momento de la vacunación y la conectividad a la red internet para el registro de la información.

En muchas comunidades esa experiencia ha sido exitosa. Gracias a la colaboración de las organizaciones locales se han podido abrir vacunatorios en gimnasios, casas curales, templos o sedes de actividades religiosas, universidades o, parqueos de instituciones o de empresas, donde se levantan carpas y se facilitan remodelaciones para tal propósito.

Una vez adatado el lugar los equipos de vacunación de la Caja se trasladan cada día desde el establecimiento de salud hacia los vacunatorios y llevan consigo todos los insumos necesarios para hacer la vacunación segura.

Los equipos de vacunación son personas entrenadas en el manejo delicado de las vacunas, de los procesos de preparación de los biológicos, la conservación de la cadena de frío y de la forma correcta de aplicación.

Todos los elementos están contemplados. El proceso de vacunación extramuros contempla las acciones logísticas para la puesta de la vacuna y la coordinación con las autoridades locales para la ofrecer seguridad y acción inmediata en caso de emergencia.

Por ejemplo se hacen las coordinaciones necesarias para actuar si alguien presentara alguna reacción adversa que ameritara atención de emergencias. Por lo tanto las personas deben acudir tranquilas a las cita de vacunación porque todos esos casos, aunque raros, están previstos y tienen un protocolo de acción claro, coordinado de previo, activo siempre que haya vacunación.

En ese contexto la Caja trabaja en coordinación con comités locales y regionales de emergencias, Juntas de Salud, gobiernos locales, como entes promotores y colaboradores en la vacunación

El caso más reciente de este esfuerzo institucional por ampliar la vacunación extramuros es el vacunatorio que la Caja abrió en la Universidad de Costa Rica, donde se cuenta con todo el apoyo logístico de la casa de enseñanza para la gestión, tráfico y seguridad de atención de las personas.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias