Carlos Hidalgo: El voto de censura no debe desvirtuarse

San José, 2 feb (elmundo.cr) – El periodista y abogado, Carlos Hidalgo Flores, emitió una opinión en la que hace referencia al fin de las mociones de censura que aprueba o rechaza la Asamblea Legislativa y no desvirtuarlas.

Hidalgo señaló que “hemos visto en las últimas horas que la fracción legislativa del Frente Amplio pretende que los diputados y diputadas de la República le aprueben una moción de censura en perjuicio de la ministra de Salud, Joselyn Chacón Madrigal, ¿pero es jurídicamente viable?”.

“Dicha pretensión por supuesto que resulta improcedente e infundada si analizamos jurídicamente la razón de ser de dicha potestad legislativa, por lo que de aprobarse, sería un portillo para desvirtuar su fin y abriría paso a que los diputados y diputadas, cuando algo no les parece o hasta por “capricho”, tiendan a censurar el trabajo de los ministros y ministras de este o de cualquier otro Gobierno futuro”, sostuvo.

Según Hidalgo “jurídicamente hablando, una moción de censura, tipificada en el artículo 121 inciso 24 de la Constitución Política, procede únicamente cuando el Congreso considere que un ministro es culpable de actos inconstitucionales, ilegales o errores graves que causen perjuicio a los intereses públicos; para lo cual, cuando desee censurarse a un ministro de Estado, eso debe estar demostrado; de lo contrario, sería una mera presunción en detrimento de derechos fundamentales como el principio de inocencia”.

“Por otro lado, si vemos los orígenes de la moción de censura, ésta lo que busca es la responsabilidad política de un alto funcionario, al considerar que se dio un uso indebido del poder otorgado por el cargo que ocupa, lo cual también debe ser demostrado; de lo contrario, es infundada e improcedente”, agregó.

Para el abogado “si analizamos el último caso de estos días que pretende el Frente Amplio, vemos que es improcedente pues no existe culpabilidad alguna demostrada, actuación inconstitucional ni perjuicio a los intereses públicos”.

“Es infundada pues la ministra de Salud ha comparecido ante los legisladores, detallado y demostrado en todo momento que ha actuado honestamente y amparada al marco jurídico en relación con lo sucedido meses atrás en redes sociales y no existe sentencia que diga lo contrario”, agregó.

Hidalgo insistió en que “carece de fundamento dicha moción, pues manifestar que la situación sanitaria se ha agravado es obviar el trabajo valioso que efectúa el Ministerio de Salud a través de los miles de funcionarios en todo el país, tanto en la promoción de la salud como en la prevención de la enfermedad”.

“Así las cosas, pareciera más bien un deseo “caprichoso” que una razón técnica y jurídica para propiciar dicha moción de censura y eventualmente someter a aprobación”, aseveró.

Ante esto, hace un llamado respetuoso a los diputados y diputadas “para no desvirtuar el fin de dichas mociones y, todo lo contrario, debe dárseles el valor que representan con argumentos sólidos, demostrados y reales y no por meras presunciones o hechos irrelevantes”.

“Cabe destacar que en Costa Rica, una moción de censura, a diferencia de otros países, no tiene ningún efecto administrativo ni judicial, no tiene efectos jurídicos, sino que es una mera declaración del Parlamento. La única moción de censura aprobada en Costa Rica es del 14 de diciembre de 1995”, finalizó Hidalgo.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias