Alianza Opositora se resquebraja; PLN y PUSC se acusan mutuamente de querer acaparar puestos

William Alvarado Bogantes, diputado del PUSC. Foto: Luis Madrigal / El Mundo CR
Gerardo Vargas Rojas, aspirante a la Presidencia del Congreso por el PUSC y Johnny Leiva, durante su reunión con los diputados de Liberación Nacional este domingo.

San José, 1 may (elmundo.cr) – La Alianza Opositora que permitió a Rafael Ortiz y Antonio Álvarez alzarse con la Presidencia de la Asamblea Legislativa durante 2015 y 2016 parece estar herida de muerte.

El Partido Liberación Nacional y la Unidad Social Cristiana intercambiaron este domingo acusaciones mutuas de entorpecimiento y de querer acaparar puestos tanto en el Directorio del Congreso como en las comisiones legislativas.

A las 11:00 pm de este domingo se cumplieron 12 horas de negociaciones casi continuas que involucraron a todas las fuerzas políticas. El único que quedó por fuera de las mismas fue Mario Redondo Poveda, quien mediante sus redes sociales dejó ver su malestar por el entorno en el que se estaban dando las conversaciones.

Liberación Nacional parecía tener el control de las negociaciones, ya que en primera instancia las demás agrupaciones acuedieron a ellos para sostener diálogos, sin embargo, las horas pasaban y los puntos de coincidencia no aparecían por ningún lado.

La tortilla “se volteó” al llegar la noche. La Unidad Social Cristiana, el Frente Amplio y Acción Ciudadana empezaron a sostener discusiones, las cuales se prolongaron hasta pasadas las 10 de la noche.

Edgardo Araya, jefe de fracción saliente del partido de izquierda dijo a EL MUNDO que las conversaciones con la Unidad y el PAC giran especialmente a temas de puestos y que la agenda de proyectos a impulsar se conocería mañana por la mañana.

Araya sí confirmó que con el PUSC existen discrepancias sobre la agenda de diversidad sexual que el Frente Amplio impulsa, mientras que ellos tienen recelo con el plan de empleo público que Ottón Solís, candidato del PAC, confirmó que impulsaría en una eventual presidencia suya.

Edgardo Araya, diputado del Frente Amplio. Foto. Luis Madrigal / El Mundo CR

“Estamos cerca de una posibilidad de algún acuerdo. Queda pendiente el tema de la agenda, es muy importante para nosotros de cara a la militancia y la ciudadanía que quede en blanco y negro en que estamos pactando y en que no. Nos interesa reivindicar agenda de género, la agenda de diversidad, salud reproductiva aunque a la Unidad (PUSC) le cueste un poco ese tema… transparencia fiscal y empleo público es un tema que tenemos que resolver con Ottón (Solís). Antes de cualquier decisión lo primero es una agenda de cara a la militancia”, dijo Araya.

William Alvarado, designado como nuevo jefe de fracción de los socialcristianos dijo a los medios que las conversaciones con Liberación Nacional se enturbiaron, pues los verdiblancos impusieron una serie de condiciones que les hacen creer que quieren hacer “mesa gallega”.

Por ejemplo, de acuerdo con el socialcristiano Liberación pidió dos de las secretarías del Congreso –ambos puestos importantes en la dirección del Parlamento–, la mayoría de presidencias de comisiones legislativas y que el candidato de la Alianza Opositora no sea un diputado con aspiraciones presidenciales para el 2018.

“A mi lo que me extrañó fue que en la reunión manifestaron que nosotros estábamos entorpeciendo. Me extrañó que estuvieran pidiendo dos secretarias y la mayor cantidad de presidencias de Comisión y con Gonzalo (Ramírez) a la Presidencia, impuesto por ellos…”, dijo.

Según Alvarado, esa última condición hace que el cargo quede “listo” para una sola persona: Gonzalo Ramírez de Renovación Costarricense. El legislador es esposo de la vicealcaldesa de San José, Paula Vargas Ramírez, por lo que existe un ligamen con el candidato presidencial Antonio Álvarez Desanti por el alcalde Johnny Araya, lo que en el PUSC interpretan que también implicaría que ese puesto quede en manos de Liberación Nacional.

William Alvarado Bogantes, diputado del PUSC. Foto: Luis Madrigal / El Mundo CR

El PUSC interesado en que Gerardo Vargas Rojas sea el próximo Presidente de la Asamblea Legislativa, dijo que está analizando la posición que tiene el PAC, de que sea Ottón Solís el sucesor de Antonio Álvarez.

“Nosotros somos claros, con el caso del Frente Amplio, que no estamos de acuerdo con todo lo que tiene que ver con temas de vida. No hemos entrado todavía a analizar agenda, solo Ottón Solís que nos presentó una agenda pero le dijimos que la íbamos a analizar”, destacó Alvarado.

El jefe del PUSC dijo que más allá del tema de agenda, es necesario juntar la cantidad necesaria de votos para garantizarse la victoria en los comicios de mañana. Sin embargo, sí reconoció que las negociaciones aún deben hacerlas inclusive a lo interno de su fracción, ya que la Unidad está fragmentada en el grupo de cinco diputados que apoyan a Rodolfo Piza y los restantes tres, que son afines a Rafael Ortiz y que han estado alejado de las conversaciones.

Alvarado manifestó que una posibilidad podría ser designar en una de las secretarías a un congresista afín a Ortiz, con el fin de garantizarse esos tres votos adicionales.

El socialcristiano dijo que el PUSC considera las condiciones que ha impuesto Liberación como un rompimiento tácito de la Alianza. “Yo no sé si Liberación quería negociar o no, pero con todos esos requisitos que están planteando no solo nosotros nos sentimos mal, hay gente de los partidos minoritarios que también se siente mal, como Mario Redondo o los libertarios. No están dando margen de negociación con Liberación, por eso hay que buscar otras alternativas”, dijo.

“Hasta tanto Liberación no baje el nivel de los humos que tiene, porque ya se consideran el nuevo Gobierno, no estamos dispuestos a negociar bajo esos criterios”, concluyó.

Abelino Esquivel de Renovación Costarricense también dejó evidencia su disconformidad con la forma que estaban tomando las negociaciones y confirmó que Liberación quería dos secretarías del Directorio.

En respuesta a los señalamientos, Karla Prendas, designada jefa de fracción de Liberación Nacional dijo a EL MUNDO que no es cierto que ellos hayan pedido presidencias de comisiones, pero que sí sol¡citaron puestos en el directorio “proporcionales” a los 18 votos que el partido aportaría en las elecciones de este 1 de mayo, al ser la fracción más grande del Congreso.

Karla Prendas, diputada del PLN. Foto: Luis Madrigal / El Mundo CR

“A mi me extraña que nosotros nos queremos quedar con presidencias de comisiones porque eso fue un tema que no se habló. Más bien hubo una anuencia de que revisáramos comisiones que funcionaran, buscáramos su funcionalidad y no hablamos de puestos. La Unidad está pidiendo cosas que en proporción de votos que a nosotros nos pareció que no podía ser”, dijo Prendas.

Según la legisladora, la Unidad solicitaba puestos en el Directorio y comisiones que hacían que la proporcionalidad en la distribución no fuera justa y dijo que las nuevas negociaciones entabladas por el PUSC con otros partidos son a raíz de que Liberación no cedió con que ellos pudieran ocupar la Presidencia de la Asamblea otra vez.

“Hay una serie de escenarios que no se han definido, en la mañana tendremos que establecer reuniones y recesos para establecer pautas, lineamientos, votaciones y se decidirá en la mañana. Lo que pasa es que al no tener la presidencia que quería el PUSC, cambiaron los escenarios de lo que ellos querían sobre la mesa”, manifestó.

Prendas fustigó que el PUSC negocie con el PAC, ya que Ottón Solís (candidato oficialista) ha manifestado estar a favor del plan fiscal del Gobierno, algo que los socialcristianos no apoyan.

“Había una definición global y en esa definición nosotros pusimos pautas. El PUSC es el que determina cambiar las reglas en la Alianza, al cambiar las reglas, las cosas cambian y ahora hacen un planteamiento diferente. Ahora quieren estar con Ottón, pero están en contra de impuestos, plan fiscal y toda la agenda de Ottón es lo que ellos han adversado. La agenda de ellos es totalmente diferente a lo que están planteado por puestos”, concluyó.

Todos los diputados coincidieron en algo: acuerdos en firme no hay, y así como Liberación perdió la batuta de las negociaciones este domingo, cualquier cosa podría pasar este lunes en Cuesta de Moras.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias