Algunos alcaldes con una altísima aprobación en su gestión deben dejar su puesto en el 2024

San José, 12 mar (elmundo.cr) –  Los vecinos de algunos cantones del país que están satisfechos con la gestión de sus alcaldes no podrán votar nuevamente por estos si tienen más de un periodo en el puesto.

Lo anterior es consecuencia de la reforma al Código Municipal, Ley No 7794, aprobada por la Asamblea Legislativa del periodo 2018-2022. La reforma fue aprobado en mucho por una alta presión de algunos, medios de prensa y partidos políticos que veían difícil acceder a los puestos de alcaldías y con la reforma estimaron que aumentaban las posibilidades.

Las alcaldesas o los alcaldes podrán ser reelegidos de manera continua por una única vez. No podrán ocupar ningún cargo de elección popular del régimen municipal, hasta tanto no hayan transcurrido dos períodos desde que finalizó su segundo período consecutivo. Los vicealcaldes y las vicealcaldesas también podrán ser reelegidos de forma continua por una única vez y no podrán ocupar el mismo cargo ni el de regidores o síndicos, hasta tanto no hayan trascurrido dos períodos desde que finalizó su segundo período consecutivo.

“El puesto del alcalde municipal es en mucho similar al de un administrador o gerente de una empresa, así es que esta reforma que impide la reelección después de dos periodos en el cargo, imposibilita a los ciudadanos de un cantón reelegir a un buen administrador en la gestión municipal”, indicó Mauricio Muñoz, especialista en procesos municipales de la OPol Consultores.

Según datos de OPol, alcaldes como Juan Pablo Barquero del PLN con una aprobación de gestión superior al 85% en Tilarán, deberá dejar su cargo el 30 de abril próximo y cederlo a alguien que no se sabrá a ciencia cierta el trabajo que llegará a hacer.

Un caso similar es el de Arnoldo Barahona en Escazú, que solo cuenta con una valoración negativa del 2,3% de los vecinos del cantón, y una aprobación de gestión del 82,4%. Barahona fue electo inicialmente por el partido Yunta Escazuceña, y en el último periodo con el PNG.

Modesto Alpízar en Alajuelita, electo por el PNG en dos periodos consecutivos, actualmente cuenta con un respaldo de gestión del 55%, y una valoración negativa del 8%.

Asdrúbal Calvo del PLN en Esparza también deberá dejar su puesto a pesar de tener un apoyo superior al 70%.

Otro de los casos es el alcalde de Naranjo del PUSC, Juan Luis Chaves, que ha mantenido respaldo en su gestión superior al 75%, incluso fue reelecto en el 2020 con un apoyo superior al 80% de los votos.

Cantones como Tilarán, Naranjo, Alajuelita, Escazú y Esparza, ahora tendrán que ir a una especie de tómbola de la suerte a cambiar a un alcalde que les satisface en cuanto a la gestión cumplida en la municipalidad.

“En una municipalidad la mejor forma de valorar el trabajo de su alcalde es en el proceso electoral, y si una gran mayoría de los ciudadanos creen que su “gerente” municipal ha cumplido a cabalidad sus funciones, deberían tener el poder democrático de mantenerlo”, asegura Muñoz.

Según la reforma al Código Municipal estos alcaldes ahora deberían esperar ocho años en caso de querer volver a dirigir la administración de la municipalidad en sus respectivos cantones.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias