“Al día de hoy seguimos a la espera de hablar con la señora defensora”, asegura Movimiento Social

San José, 22 mar (elmundo.cr) – Movimiento Social por una respuesta nacional, integral y sostenible al VIH, aseguró que “al día de hoy seguimos a la espera de hablar con la señora defensora”.

Desde la agrupación destacaron que “el 24 de febrero del 2021, se remite oficio en el cual diferentes organizaciones,  colectivos, agrupaciones y líderes independientes  remiten a la Defensoría de los y las Habitantes dicho documento en el que se solicita a la Defensora Catalina Crespo Sancho retractarse de la decisión concluir el convenio país que trabaja en la prevención del VIH en el país financiado por el Fondo Mundial,  ya que dicha medida podría ir en detrimento de los avances logrados en años y que además podría constituirse como una acción discriminatoria hacia las poblaciones con VIH en el país”.

Asimismo, aseveraron que “la manifestación pacifica del pasado 10 de marzo, tenia como objetivo expresar nuestras preocupaciones en torno a la Atención Integral, al estigma y discriminación persistente en diferentes  niveles de nuestra sociedad costarricense, pero sobre lograr ser escuchados por la representante  de la institución que es garante de la promoción y garantía de los derechos humanos en nuestro país”.

El Movimiento Social por una respuesta nacional, integral y sostenible al VIH recordó que, la Defensoría es una “institución que es de y para el pueblo, sin distinción de género, clero, etnia, nivel socioeconómico, entre otros y en la cual la POBLACION DE PERSONAS CON VIH converge, pues está conformada  por una gran diversidad, de género, cultura, niveles sociales,  grupos etarios. Sin embargo, la Defensoría desaprovecho este espacio para establecer un canal de comunicación, llegando incluso a descalificar  la concentración, al tildarla corno “violenta” y negarse a recibirnos”.

De igual forma, hicieron hincapié en que “ese día la Defensora  de los y las Habitantes dejó esperando por más de dos horas a la comisión de voceros, mismos que los funcionarios de dicha institución otorgaron el acceso al interior de la sede,  con la promesa de que serian escuchados, mientras que por la puerta trasera, la Defensora  salia, alegando “miedo” de una manifestación pacifica. Ella no escuchó el llamado de la sociedad civil que se mantuvo en la sede pública defendiendo  de manera contundente los derechos humanos  de quienes viven con VIH, de las poblaciones que por años se nos ha etiquetado como “minorías y grupos vulnerables””.

Ante esto, manifestaron que “es lamentable que, nuevamente, la institución garante de los derechos humanos del país falle en su obligación de proveer el diálogo con organizaciones que representamos a un sector de la población de la que requiere el apoyo institucional para el cumplimiento de derechos elementales”.

“Para el Movimiento Social, la participación de la Defensora de los y las Habitantes es fundamental, porque es un motivante para que otras instituciones se sumen en la respuesta nacional. En donde garanticemos de una manera articulada, integral y con el enfoque de los derechos humanos  la sostenibilidad de la misma”, agregó.

“Finalmente, la apertura al diálogo y a la rendición de cuentas son funciones que la señora Crespo, como jerarca institucional y funcionaria pública, no tiene ni debe desatender, pese a que su actitud refleje lo contrario”, concluyeron.

Últimas noticias